CÓRDOBA, (EUROPA PRESS) Alrededor de unos 400 especialistas debatirán entre el próximo jueves y sábado en Córdoba los avances en el diagnóstico y tratamiento de la infertilidad, la salud sexual, la disfunción eyaculatoria, según apuntó hoy el presidente del comité científico del XIII Congreso Nacional de la Asociación Española de Andrología (Asesa), Ferrán García, quien resaltó que otro de los grandes temas a debatir será si los factores medioambientales están relacionados con el descenso en la calidad del semen

El también andrólogo del Instituto Marqués de Barcelona señaló en declaraciones a Europa Press que ya en la década de los años setenta del siglo pasado, cuando Nelson and Bunge publicó el primer estudio sobre si existe o no un descenso en la calidad del semen, "han ido apareciendo publicaciones tanto a favor como en contra de este postulado". Según explicó, esta disparidad de opiniones se debe principalmente a la dificultades metodológicas que se presentan a la hora de llevar a cabo un trabajo del tipo. Así, y a modo de ejemplo, señaló que muchos de los estudios se han llevado a cabo con grupos diana muy concretos que "sesgan" los resultados, "ya que no se han realizado a una población general que permita extrapolar los datos, sino sólo a jóvenes universitarios o a personas que de por sí ya son donantes de semen", entre otros segmentos de población. De igual modo, se refirió a otros estudios "como el que llevamos a cabo en 2003 en Barcelona con un millar de varones", en el que a la hora de realizar la prueba para comprobar el estado del semen acudieron muchos que previamente ya presentaban un problema de fertilidad. Aún con todo, señaló que la opinión generalizada de la comunidad médica es que "parece ser que existe un descenso de la calidad del semen y que, al parecer, el mismo puede atribuirse en parte a factores medioambientales, de ahí que también se apunte a que puedan existir diferencias geográficas". "Hasta el momento se sabe que el estrés, la ropa ajustada o un aumento de la temperatura son factores que influyen en el esperma", continuó este experto, quien señaló que, a estos factores, "hay quienes plantean que algunas sustancias presentes en el medioambiente denominadas xenoestrógenos y derivadas muchas veces de la contaminación industrial podrían influir en el proceso hormonal". "Estos xenoestrógenos –prosiguió–, sin llegar a ser los estrógenos femeninos, se comportan y actúan como tales en nuestro organismo pudiendo influir en el desarrollo del futuro bebé", argumentó.