MADRID, (EUROPA PRESS) Los hombres con cáncer de próstata de alto riesgo que reciben terapia de radiación después de la extirpación de la próstata son menos propensos a sufrir de nuevo la enfermedad, según un estudio del Centro del Cáncer Fox Chase. El trabajo se ha hecho público durante la 49 reunión de la Sociedad Americana de Radiología Terapéutica y Oncología (ASTRO) que se celebra en Los ngeles (Estados Unidos).

Los resultados del estudio también mostraron que los hombres cuyo cáncer persistió después de la cirugía fueron menos propensos a que la enfermedad se expandiera si recibían la radiación. Según explica Eric M. Horwitz, autor principal del estudio, "este análisis proporciona un panorama contundente de la experiencia nacional en el tratamiento de estos cánceres de próstata de alto riesgo". Los investigadores han analizado datos de más de 2.000 pacientes procedentes de 17 instituciones de los Estados Unidos que pasaron por terapia de radiación después de la extirpación completa de la próstata. Horwitz señala que es la primera vez que se ha aplicado un nuevo método para definir el éxito a una muestra de pacientes tan amplia. "Los resultados son incluso más destacables a favor de la radiación postoperatoria cuando se compara con la vieja fórmula. Dados nuestros descubrimientos, espero que veamos cómo más hombres reciben y se benefician de la radiación después de la cirugía dirigida a los pacientes de más alto riesgo".