La radiación en altas dosis combinada con la hormonoterapia reduce la probabilidad de recaída en el cáncer de próstata de alto riesgo. Así se desprende de un estudio publicado por la revista especializada The Lancet Oncology, en el que han participado investigadores del Institut Català d’Onocologia (ICO).

El estudio se basa en el seguimiento de 357 pacientes con riesgo alto o intermedio de recaída en cáncer de próstata y demuestra que en estos casos es beneficiosa la combinación de radiación con el tratamiento hormonal. El estudio ha valorado el efecto de ofrecer radiación de alta dosis en lugar de la dosis estándar.

Las conclusiones indican que el aumento de dosis no supone una mayor toxicidad y, en cambio, sí que ofrece una mejor supervivencia y una menor probabilidad de recaída.

El estudio también pretendía valorar si la aplicación de radicación de alta dosis podía reducir el tiempo de tratamiento hormonal, entre 2 y 3 años en el caso de cáncer de próstata de alto riesgo y 6 meses en el de riesgo intermedio. Las primeras conclusiones del estudio indican que lo más indicado es mantener el tiempo de tratamiento.