La urticaria crónica es una enfermedad de la piel “incontrolable y debilitante” que sufren más de 300.000 personas en España, afecta más del 1 % de la población mundial y a pesar de sus “consecuencias devastadoras” para el día a día de los afectados en una “gran desconocida” para la sociedad.

Lo asegura en un comunicado la Asociación de Afectados de Urticaria Crónica (AAUC), en el que expone que ésta es una afección cutánea grave que se caracteriza por la aparición de ronchas o habones con enrojecimiento, hinchazón, y a veces, dolor en la piel.

La enfermedad afecta a la calidad de vida de quienes la padecen, tanto a nivel físico como psicológico, sin embargo, la población en general tiende a infravalorar su gravedad, según la AAUC.

La asociación insta a la sociedad, a las personas que padecen esta enfermedad, a las comunidades científicas, profesionales de la salud y entidades afines a que conozcan la enfermedad porque tiene “consecuencias devastadoras” para la calidad de vida de los pacientes.

Por todo ello, ha puesto en marcha varias iniciativas dirigidas a distintos públicos, entre las que se incluye un vídeo con el que quiere concienciar y sensibilizar a la sociedad con esta patología.