La dieta Pronokal consiste en una dieta hiperproteica, baja en carbohidratos y kcal. Es una dieta bastante restrictiva que limita los alimentos que se pueden consumir. Con esta dieta se asegura perder unos 13 kilos en 2 meses. ¿Demasiados kilos en tan poco tiempo, verdad? Es la premisa de todas las dietas milagro.

Se organiza en tres etapas, divididas en 8 fases. La primera etapa es la Activa, donde hay una dieta hiperproteinada, es decir, alta en proteínas. La segunda etapa es de Adaptación Fisiológica, en la que se incorporan progresivamente alimentos, y por último la tercera etapa de Mantenimiento, que se basa en una dieta equilibrada.

Los batidos de esta dieta son ricos en proteínas de alto valor biológico, pero no se someten a ningún control sanitario, por lo que se podrían conseguir en cualquier comercio no supervisado por médicos.

Contraindicaciones

El aporte energético de esta dieta es muy reducido, de unas 600-1000 kcal, por lo que con respecto a una dieta basal de unas 2000-2500, sería deficitaria de energía. Teniendo en cuenta que la dieta se debe acompañar de ejercicio, puede que haya problemas por falta de azúcar (recordemos que es baja en carbohidratos).

La dieta no sigue ningún tipo de personalización, las fases son igual para todas las personas, independientemente de la edad, sexo o tamaño. Esto es un gran fallo ya que una dieta debe estar adaptada a cada persona.

La dieta es cetogénica, que es un estado metabólico del organismo debida al déficit de carbohidratos, esto lleva a que se metabolicen las grasas y se formen cuerpos cetónicos. Esto conlleva una sobrecarga del hígado y riñón para poder transformar las proteínas en glucosa, al no haber carbohidratos. Esta situación puede llevar a mareos y dolores de cabeza.

Además se ha visto que los carbohidratos tienen relación con las hormonas que regulan el humor y el control del apetito. Por lo que reducirlos drásticamente de la dieta tendrá efectos negativos en el comportamiento de la persona.

Además es muy probable el temido efecto rebote, al ser una pérdida de peso demasiado rápida, no dando tiempo al organismo a acostumbrarse.

Se sustituye comida por batidos, por lo que esta dieta no enseña a llevar una alimentación variada y equilibrada que es uno de los objetivos principales de llevar un plan nutricional.

Conclusión

Seguir dietas que ofrecen una rápida pérdida de peso no es saludable, necesitamos darle a nuestro organismo el tiempo suficiente para acostumbrarse al cambio, para que sea efectivo y evitar el efecto rebote. Además es importante seguir una dieta variada y equilibrada para que, además de perder peso, nos encontremos en la mejor condición de salud, con todos los requerimientos de nutrientes cubiertos.

Artículo escrito por Irene Isabel Vega Reina, Nutrigen Service