El verano comienza en pocos días y algunas personas que quieren estar estupendas en la playa tratan de quemar toda la grasa posible en el menor tiempo siguiendo una de las infinitas dietas milagro que existen. Algunas famosas se han sumado a la dieta Sirtfood, con la que se promete que se llega a perder hasta 3 kilos por semana.

¿En qué consiste la dieta Sirtfood?

La dieta Sirtfood debe su nombre a las sirtuínas. Las sirtuínas son proteínas con acción enzimática que tienen efecto sobre el envejecimiento celular en nuestro organismo y, por este motivo, se las llama también reguladoras de la longevidad. También se ha postulado que podrían fomentar la pérdida de peso en nuestro cuerpo al influir sobre el metabolismo de cada una de nuestras células. Los efectos de su activación en nuestro cuerpo son similares a los de la restricción calórica, el ayuno y el ejercicio, es decir, reducen la inflamación, el estrés oxidativo y aumentan la pérdida de peso.

Se ha observado que alimentos como el café, el chocolate negro, el perejil, las nueces, las cebollas, el aceite de oliva, el tofu, el vino tinto y las manzanas estimulan las sirtuínas. Por ello, estos alimentos son en los que se basa principalmente la dieta Sitfood.

La dieta se compone de una primera fase de 7 días donde las calorías no son más de 1000 y consiste en tomar tres batidos o smoothies al día elaborados con té verde, limón, perejil, col y apio. El único plato al día en la dieta consiste en un filete de pavo o pollo con col o fideos de guarnición y una segunda fase de 14 días en que el aporte energético no cambia mucho pero se propone elaborar tres comidas ricas en alimentos Sirtfood y un batido Sirtfood todos los días.

¿Puedo fiarme de este tipo de dieta?

En primer lugar se trata de una dieta milagro más, debido a la cantidad de peso que promete perder de forma rápida y, además, la teoría en la que se basa este tipo de dieta, no está totalmente demostrada que funcione en seres humanos.

Lo que sí se sabe completamente, es que es una dieta muy pobre en calorías que al inducir una brusca pérdida de peso puede producir cambios metabólicos que alteran nuestro cuerpo para siempre, disminuyendo su gasto energético y conduciéndonos al tan temido efecto rebote.

Por otro lado, incluir batidos como principal fuente de energía durante una semana no es nutricionalmente sano y equilibrado en cuanto a distribución de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales) que necesita una persona. Además, nos quita la posibilidad de disfrutar de alimentos y preparaciones cotidianas aptas para comer en sociedad y nos aísla de nuestros amigos y seres queridos.

Por otro lado, la ingesta sin límites de chocolate, vino tinto o café que tanto remarca esta dieta puede perjudicar a nuestra salud y conducta alimentaria ya que se trata de sustancias adictivas con efectos negativos si se consumen en grandes cantidades.

Conclusión

En las dietas de adelgazamiento hay que tener especial cuidado en no crear desequilibrios entre nutrientes, ya sea por falta de unos o por exceso de otros. Es importante que comamos de todo en su justa medida.

Para adelgazar de forma sana y equilibrada, se ha de acudir al dietista-nutricionista, quien nos enseñará a realizar una dieta saludable al estilo mediterráneo y la personalizará a nuestro estilo de vida sin poner en peligro nuestra salud. Además, nos guiará en el proceso de cambio para conseguir nuestros objetivos y, finalmente, nos enseñará a cómo mantener el peso alcanzado para que, en un futuro, tengamos la independencia necesaria para saber cómo manejar nuestra propia alimentación y nutrición.

Artículo escrito por Isabel Borrás Olivares, Nutrigen Service