La presidenta del Colegio de Dietistas Nutricionistas de Cataluña, Nancy Babio, ha alertado hoy de que la moda de las dietas sin gluten pueden perjudicar a las personas que no padecen la enfermedad celíaca.

Babio ha realizado estas consideraciones durante una rueda de prensa en Barcelona con representantes de la Asociación de Celíacos de Cataluña, que han considerado “alarmantes” los consejos de falsos especialistas que “confunden a la población, o lo que es peor, inducen a conductas y hábitos contrarios a la salud”.

Adoptar o indicar una dieta sin gluten a una persona que no tiene celiaquía “es imprudente e innecesario”, ha señalado la dietista nutricionista.

A juicio de esta profesional, “es imprudente porque las personas suelen consumir productos procesados sin gluten, que son más caros, llevan más azúcares añadidos y grasas que no siempre son saludables, e innecesario porque es como si una persona con la vista en buen estado usara las gafas graduadas de un miope”.

El gluten, ha explicado, reduce los triglicéridos, el ácido úrico y es beneficioso para la presión arterial, e incluso algunos estudios recientes lo asocian a menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Nancy Babio ha argumentado que “sobre dietas y alimentos todo el mundo opina y son alarmantes algunas declaraciones de pseudoespecialistas que hablan sobre materias que no conocen y que confunden a la población o, lo que es peor, inducen a conductas y hábitos contrarios a la salud”.

Una dieta sin gluten debe ser equilibrada y saludable, compensada con el grano integral de los cereales que se pueden consumir e incluir legumbres, frutas, verduras, frutos secos, leche, yogur, pescado y carnes blancas, “como cualquier otra persona que no tenga la enfermedad, evitando al máximo los productos procesados aunque la etiqueta indique que no contienen gluten”, ha dejado claro la presidenta del Colegio de Dietistas.