El 8% de la población y el 15% de mayores de 70 años sufre incontinencia anal, según ha informado hoy la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña (AIFiCC).

La AIFiCC ha indicado en un comunicado que también se estima que padecen esta patología entre un 4 y un 6% de las mujeres que han tenido un parto vaginal y que “se trata de una enfermedad escondida, que afecta altamente la calidad de vida de las personas que la padecen y que es difícil de detectar porque no se habla” de ella.

Para Ester Giménez, enfermera y socia de AIFiCC “debemos protocolar las preguntas por la incontinencia anal al igual que preguntamos a los pacientes por la incontinencia urinaria o por si se fuma”.

Además, “hay diferentes patologías que pueden acabar con problemas de incontinencia, como la diabetes, problemas neurológicos o la enfermedad inflamatoria intestinal” y “su rápida detección puede ser una buena solución”.

Giménez ha añadido que “la relación que establecemos con nuestros pacientes, a los que vemos a menudo y a lo largo de su vida, hace más fácil por una parte conseguir la confianza y empatía necesaria para que lo expliquen, y de otra la capacidad de detección rápida, en cuando hay los primeros síntomas”.

Para hacer una buena detección y primera intervención en esta patología, la AIFiCC con el asesoramiento de la Asociación para la Incontinencia Anal (ASIA), ha iniciado una formación de formadores específica sobre estos temas.

El objetivo es, como destaca la enfermera Gimenez “conocer mejor los síntomas y las causas, al tiempo saber tranquilizar al paciente y animarle”.