El sindicato de enfermería SATSE ha asegurado este martes que las plantillas de las residencias de mayores de la región están «bajo mínimos» durante todo el año y que la mayoría es personal eventual. «Literalmente no pueden hacer más», ha recalcado el sindicato en un comunicado tras conocerse el caso de la muerte de una anciana en una residencia de mayores de Arganda tras caerse de una cama.

SATSE expone que las bajas «no se cubren» y que «es un lujo encontrar una residencia pública con dos enfermeras en el turno de noche aunque tengan a su cargo a más de 500 residentes». Las plantillas, explican desde SATSE Madrid, están diseñadas «hace más de 20 años» y cree que la situación «precaria» de las residencias en la Comunidad empeora en verano. A su vez, el sindicato considera que la «externalización» del mantenimiento de las residencias públicas ha provocado, además, «problemas».

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, ha afirmado que el informe elaborado apunta a causas accidentales en el caso de una anciana. Además, ha indicado que la Comunidad de Madrid tiene ratios de personal asignado a las residencias por encima del tope marcado por la legislación y que la noche del accidente también se cumplían con esas ratios.