Las autoridades sanitarias de Corea del Sur anunciaron hoy que ya no hay más personas sometidas a cuarentena para evitar la propagación del brote de nuevo coronavirus en el país asiático, tras ser dada de alta la última de ellas.

El último ciudadano sospechoso de padecer el síndrome respiratorio de Oriente Medio (SROM) fue eximido hoy del régimen de aislamiento al que han sido sometidas unas 16.700 personas desde que se detectara el virus a mediados de mayo, informó el Ministerio de Sanidad de Seúl.

El nuevo coronavirus, que durante todo junio generó una fuerte alarma en el país, se considera ya virtualmente extinguido tras no detectarse casos adicionales en más de tres semanas.

Un total de 186 personas se infectaron con el SROM en hospitales de toda Corea del Sur y de ellas 36 fallecieron, mientras 138 fueron dadas de alta tras recuperarse completamente.

Las 12 restantes aún permanecen sometidas a tratamiento por diversas complicaciones relacionadas con el SROM, aunque solo en una de ellas el virus permanece activo, según Sanidad.

Se espera que el Gobierno declare la extinción “de facto” de la enfermedad en el país a principios de agosto, aunque para anunciar oficialmente el fin del brote es necesario que transcurran 28 días sin nuevos casos desde que el último infectado sea dado de alta, según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El brote de nuevo coronavirus, una enfermedad para la que no existen vacuna o tratamiento efectivos, provocó en junio serios daños económicos, ya que motivó una caída del consumo por el miedo al contagio y más de 120.000 turistas extranjeros cancelaron sus viajes a Corea del Sur.