Londres, (EFE).- Africa hace frente a la crisis de salud pública más grave de todo el mundo, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado hoy en Londres y que destaca, no obstante, las medidas que se están llevando a cabo para mejorar la situación.

ENFERMEDADES CONTAGIOSAS En la región africana, compuesta por 46 países y 738 millones de habitantes, el 72 por ciento de las muertes se deben a enfermedades contagiosas, como el sida, la tuberculosis, la malaria, las infecciones respiratorias y las complicaciones durante el embarazo y el parto, frente al 27 por ciento que suponen en el resto de las áreas juntas. SIDA La región africana concentra el 60 por ciento de las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en todo el mundo, aunque sólo supone un 11 por ciento de la población mundial. El número de personas sometidas a tratamientos con antirretrovirales se ha multiplicado por ocho entre los años 2003 y 2005, al pasar de los 100.000 que había en diciembre del 2003 a 810.000 en el mismo mes del 2005. MALARIA La malaria es endémica en 42 de los 46 países que conforman la región africana de la OMS, donde se registran más del 90 por ciento de los entre 300 y 500 millones de casos clínicos que ocurren cada año en el mundo. Treinta y tres países han adoptado una combinación de terapias basadas en Artemisinin, el fármaco más eficaz contra la malaria, pero sólo nueve estaban aplicando ese tratamiento en 2006. TUBERCULOSIS Cada año se registran unos 2,4 millones de casos de tuberculosis en la región africana -el 24 por ciento de todos los casos notificados en el mundo- y medio millón de muertes por ese motivo. La tuberculosis fue declarada una emergencia para la salud pública en la región africana en 2005. ENFERMEDADES TROPICALES La oncocercocis, o ceguera de río, ha sido eliminada como un problema para la salud pública, los esfuerzos para controlar la dracunculiosis o "gusano de Guinea" han tenido como consecuencia una reducción de un 97 por ciento de los casos desde 1986 y la lepra está próxima a su erradicación. ENFERMEDADES INFANTILES EVITABLES La región está próxima a erradicar la polio, mientras que las muertes por sarampión han decrecido más de un 50 por ciento desde 1999. En 2005, 75 millones de niños recibieron vacunas del sarampión y 37 de los países de la región estaban vacunando al 60 por ciento o más de su población infantil contra esa enfermedad. TASAS DE MORTALIDAD MATERNA Y DE RECIEN NACIDOS De los veinte países con mayores tasas de mortalidad materna, diecinueve se encuentran en Africa. En 2002, unas 231.000 mujeres murieron en la región debido a complicaciones durante el embarazo o el parto. La tasa de mortalidad de recién nacidos de la región africana es la más alta del mundo. Se estima que 43 de cada 1.000 bebés nacidos en 2005 murieron durante sus primeros veintiocho días de vida. MORTALIDAD INFANTIL La mortalidad infantil está en aumento en la región. Si en 1960 se registraban en esos países el 14 por ciento de todas las muertes de niños menores de cinco años ocurridas en todo el mundo, ese porcentaje se incrementó hasta el 23 por ciento en 1980 y el 43 por ciento en 2003. ENFERMEDADES NO CONTAGIOSAS Las enfermedades no contagiosas, como la hipertensión, las dolencias cardiacas, la diabetes y las lesiones, suponían el 27 por ciento del total de enfermedades en la región en 2001 y están en aumento. ACCIDENTES DE TRAFICO Los accidentes de tráfico son un grave problema de salud para los países de la región. Cada año suponen un gasto de 101 millones de dólares a la economía de Uganda, lo que supone el 2,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).