Uno de cada ocho (12%) españoles de 65 años o más que viven solos está en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 35% entre las personas de menos de 65 años, según el Focus on Spanish Society, editado por Funcas, que recoge datos publicados por Eurostat.

Esta investigación indica que, en la Unión Europea de los 28 (UE-28), cerca del 40% de las personas menores de 65 años que viven solas se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, mientras que entre las personas de 65 o más años en la misma situación el porcentaje cae al 26%. Según señala el estudio, España es uno de los países europeos que destaca por el reducido porcentaje de hogares unipersonales en comparación con el resto de la región.

Mientras en los países nórdicos y Alemania cerca de un quinto de la población vive en hogares de un solo miembro (entre el 12% y el 14% de esos hogares están encabezados por menores de 65 años y en torno al 8% por mayores de esa edad), en el sur de Europa la población que vive en hogares unipersonales están entre el 9% y el 14% (dividido bastante equitativamente entre los encabezados por menores de 65 años y por mayores).

Por otro lado, Focus on Spanish Society detalla que, en los hogares unipersonales españoles de menores de 65 años, la carga del coste de la vivienda sobre el total de la renta disponible asciende a un 32% del total de la renta disponible (en la UE-28, el porcentaje correspondiente es cuatro puntos superior).

El coste de la vivienda en hogares unipersonales encabezados por individuos de 65 o más años no llega al 20% (en la UE-28, 10 puntos más alto). Además, el gasto medio por persona es más elevado en los hogares unipersonales de individuos menores de 65 años que en los encabezados por mayores, aunque desde 2008 se aprecia una convergencia entre ambos. Así, mientras el gasto medio de los primeros ha ido decreciendo, en los segundos aumentó entre 2006 y 2012, se estabilizó entre 2013 y 2015 y comenzó a subir de nuevo en 2016.

Finalmente, la investigación apunta que, de acuerdo con los resultados de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF), en 2016 el gasto de un hogar unipersonal encabezado por un menor de 65 años era 1.000 € superior al de un hogar de una sola persona de 65 o más años.