Madrid, (EFE).- Una cuarta parte de las personas mayores de 65 años y la mitad de los octogenarios está polimedicado, lo que significa que toman de forma simultánea cuatro fármacos, y en el 50 por ciento de los casos de manera incorrecta al no cumplirse la dosificación o periodicidad indicada. Así lo aseguran los doctores Florentino Pardo y Carlos Rodríguez, jefes de la Sección de Geriatría de los Hospitales de Segovia y Meixoeiro (Vigo), respectivamente.

Ambos doctores estiman que uno de cada dos mayores con varios tratamientos simultáneos no cumple las pautas de su medicación porque no existe una "explicación clara" de la prescripción por parte del médico o de comprensión por parte del anciano. Los errores en la medicación aumentan con el número de fármacos, así como los riesgos y efectos secundarios, según una nota de la Sociedad Española de Medicina Geriátrica. El doctor Pardo señala que las reacciones a fármacos son responsables de un 6 por ciento de los ingresos hospitalarios, de los que un tercio son pacientes mayores de 65 años. Para paliar estos problemas y evitar las hospitalizaciones por reacciones a fármacos, ambos especialistas proponen el seguimiento telefónico a ancianos. Los fármacos más consumidos por este colectivo coinciden con las patologías más frecuentes y son los empleados para tratar enfermedades cardiovasculares y respiratorias, del sistema nervioso, aparato digestivo y del dolor. EFE