La Junta de Andalucía incluirá en la reforma de la Ley de violencia de género a personas mayores, discapacitados y dependientes como víctimas de esta lacra, con lo que se coloca como comunidad pionera en ampliar el concepto de víctima a estos colectivos.

También se incluye como víctimas a los menores, según se recoge en la reforma de la ley estatal, pero Andalucía «ha ido más allá en la definición del concepto de víctima», según ha explicado la consejera de Justicia, Rosa Aguilar, tras la habitual reunión el Consejo de Gobierno, en la que se ha aprobado para su remisión al Parlamento el informe anual sobre las iniciativas desarrolladas contra el maltrato a las mujeres.

Según se recoge en este informe, referido a 2016, Andalucía registró 29.997 denuncias por violencia de género, lo que supuso un aumento del 7,04 por ciento respecto al año anterior.

El año pasado fueron enjuiciados 4.548 hombres, de los que el 79 por ciento fueron condenados, y 50 menores, un 25 % más, y el 90 por ciento de ellos fueron condenados por los tribunales.

Fuente: ABC Sevilla