OVIEDO, (EUROPA PRESS) El catedrático de Ciencias de la Conducta del Departamento de Medicina de la Universidad de Oviedo, José Antonio Flórez Lozano, destacó hoy que el 60% de los mayores de 90 años tienen intacta sus funciones cognitivas, según varios estudios. Estos datos "desmienten", según el experto, "el estereotipo basado en la ignorancia o desconocimiento científico de que la vejez es una enfermedad".

En la década de los 70 "solo el 0,3% de la población tenía más de 90 años, mientras que en la actualidad esta cifra se sitúa en el 3%", explicó. En este sentido Flórez alertó de la "necesidad de mejorar la calidad de vida de este sector de la población". Así, apuntó la necesidad de desarrollar programas que fomenten la actividad de las personas mayores para conservar una vida saludable. Antonio Flórez Lozano presentó hoy, junto a la concejal de Participación social y Centros Sociales del Ayuntamiento de Oviedo, María Gutiérrez Alonso, el programa ‘Envejecimiento activo y feliz. Prevención de las demencias y de la depresión’. A través de esta campaña, las personas mayores de 65 años del municipio de Oviedo, tanto de la zona urbana como rural, podrán participar en las charlas y jornadas terapéuticas que se desarrollarán en los centros sociales. El programa, que tendrá horario de tarde, se centrará en varios talleres, como el de fomento de un envejecimiento activo y saludable para lograr una vida feliz; y la prevención de dos patologías que afectan a ese sector de la población, en especial las demencias y las depresiones. Así, comenzará el próximo lunes en el centro de Campomanes, y también se desarrollará en Las Caldas, Soto de Trubia y Ventanielles, entre otros, y finalizará en el mes de mayo. Según Flórez Lozano el objetivo del programa es "conseguir un envejecimiento saludable y prevenir patologías como las demencias y la depresión". Las demencias, el Alzheimer y las vasculares, son "muy frecuentes entre personas mayores" pero un "alto porcentaje de ellas son susceptibles de prevención", según el experto. Así, indicó que se registra una incidencia del 12% de estas patologías y que de ellas el 35% se pueden prevenir. En cuanto a la depresión, comentó que se asocia a la crisis existencial, a la soledad, y a los estereotipos asociados a la edad. Por eso apuntó la necesidad de "vencer la impotencia, la desesperanza y el sentimiento de inutilidad, porque la competencia de las personas pasados los 65 años es cada día más notable". "Es fundamental que los mayores sigan siendo personas con mayúsculas, con dignidad y proyectos, y continúen desempeñando un rol importante dentro de la sociedad", dijo. Asimismo, recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsa a los países desarrollados para que trabajen en esta dirección.