PALMA DE MALLORCA (EUROPA PRESS) El 49,3 por ciento de los abuelos, de entre 55 y 70 años, dedican algún momento del día a cuidar de sus nietos, sobre todo mientras los padres de los niños trabajan, si bien seis de cada diez abuelos que reservan parte de su tiempo a estar con los menores consideran que estos deberían ser cuidados por sus progenitores, según un informe de Gadeso, al que ha tenido acceso Europa Press.

El estudio revela que el 66,8 por ciento de los abuelos cuidadores se encarga de un solo nieto, mientras que el 26,3 por ciento cuida a más de dos y el 6,7 por ciento a tres o más. Por su parte, 47,6 por ciento de los abuelos afirma dedicar más de cuatro horas diarias a cuidar de sus nietos, mientras que el 19,9 por ciento destina entre tres y cuatro horas; el 19,5 por ciento de dos a tres horas; el 11,1 por ciento de una a dos horas y el 1,9 por ciento una hora o menos. Así, el 85,5 por ciento de los abuelos cuida de sus nietos coincidiendo con los horarios de trabajo de los padres, dato del que Gadeso deduce que, al menos en principio, "no se pide una dedicación de los abuelos en labores educativas, sino fundamentalmente, una colaboración de tiempo para cubrir la ausencia de los padres". La encuesta refleja que la mayoría de los abuelos (62,4 por ciento) cuida a los nietos por parte de sus hijas, lo que, a juicio de Gadeso, pone de manifiesto que "las tareas de responsabilidad respecto a los hijos continúan repercutiendo sobre la madre, pese a que ésta trabaje fuera de casa". Así, sólo el 28,6 por ciento de los abuelos se dedica a cuidar a los nietos por parte de su hijo. Respecto a las ayudas que los abuelos prestan a sus hijos, el 43,5 por ciento de los que tienen entre 55 y 59 años se dedica a llevar o a recoger a los nietos del colegio, frente al 21,4 por ciento que los cuida en los domicilios de los padres y el 21,2 por ciento que realiza colaboraciones esporádicas, en caso de que los padres deban hacer una salida a cenar o acudir a una reunión de amigos o familiares. Estos porcentajes varían en función de la edad de los abuelos, dado que sólo el 38,2 por ciento de los que tienen entre 60 y 64 años y el 37,1 por ciento de los que cuentan con edades comprendidas entre los 65 y 70 años se dedican a llevar y a recoger a sus nietos de los centros escolares. Por otra parte, la encuesta señala que el 98 por ciento de los abuelos se siente satisfecho de cuidar a sus nietos, aunque el 42,6 por ciento reconoce que le cansa esta labor, especialmente a los de más edad. Además, revela que sólo un 1,2 por ciento de los abuelos admite que no le gusta dedicar su tiempo a encargarse de sus nietos. Finalmente, el estudio pone de manifiesto que el 34,9 por ciento de los abuelos desea seguir cuidando a sus nietos, mientras que el 60,4 por ciento estima que los padres deberían encargarse exclusivamente de sus hijos, debido, según Gadeso, a que "les resulta difícil comprender que los padres trabajen fuera de casa, después de haber sido educados en que la función de la mujer era la atención al hogar y a sus hijos". No obstante, Gadeso considera que otro de los motivos por los que los abuelos creen que los padres deberían cuidar de sus hijos es una "cierta frustración al no tener espacio en una relación mucho más personal y educativa con sus nietos, debido a que no sólo quieren estar físicamente con ellos mientras estos juegan al ordenador o a la consola, sino que quieren jugar con sus nietos al parchís o a las cartas, reír con ellos o contarles cuentos".