BARCELONA, (SERVIMEDIA) Hoy, lunes, un total de 150 alumnos de Secundaria de entre 15 y 16 años debatirán en una simulación plenaria en el Parlamento catalán un "proyecto de ley sobre la potenciación y la creación de mecanismos para el tratamiento y la prevención de trastornos en la alimentación", que trata varios aspectos relacionados con los hábitos que comportan riesgos para la salud como la anorexia, la bulimia o la obesidad. El pleno se enmarca en el proyecto "Hacemos una ley", impulsado por el Parlamento desde hace seis años, y estará presidido por Ernest Benach, el "presidente real", y contará con las intervenciones de diputados de los grupos parlamentarios.

Los jóvenes ocuparán los escaños de diputados y otros 450 que seguirán el pleno desde varios espacios del Parlamento. A mediados de marzo los adolescentes convocados ya se reunieron en el Parlamento para presentar y debatir las enmiendas presentadas al texto de la ley propuesta por el Parlamento y que ellos han debatido y enmendado durante el curso. El texto expone la necesidad de favorecer las dietas adecuadas y los buenos hábitos alimentarios y apunta hacia la escuela y las instituciones como responsables de fomentarlas. De igual modo, habla de la necesidad de evitar la proyección pública de estereotipos de belleza susceptibles de ser contrarios a la salud, y a la vez de proteger a los menores de la implantación de hábitos y costumbres perjudiciales para el desarrollo psíquico y físico. Por último, la iniciativa parlamentaria propone la obligación de las empresas alimentarias de indicar en el etiquetado las consecuencias perjudiciales que puede tener el consumo excesivo de determinado alimento y considera que las autoridades sanitarias deberán regular la publicidad que incita a un trastorno alimentario.