ALCAL LA REAL (JAÉN), (EUROPA PRESS) Los participantes en la III Jornada del Ciclo de Conferencias Alimentación Saludable, organizada por el Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (Ieamed) en la Universidad de Jaén bajo el título ‘Beneficios de la alimentación mediterránea en la población en edad escolar’, pusieron de manifiesto que un desayuno equilibrado, sano y completo resulta imprescindible para el colectivo infantil. La Consejería de Agricultura, que colaboró en la organización del seminario, informó en un comunicado de que el objetivo que se persigue con es "concienciar a los más jóvenes y a sus padres de una realidad que puede marcar el futuro de los niños que hoy se hallan en fase de crecimiento".

En este sentido, las ponencias del diplomado en Nutrición Humana y Dietética y licenciado en Farmacia, Rafael Arjona, y del presidente de la Asociación de Diplomados Universitarios en Nutrición Humana y Dietética de Andalucía (Adunda), Luis J. Morán, hicieron hincapié en la importancia de combinar en los primeros instantes del día lácteos, pan, cereales y frutas variadas para reponer las energías necesarias para el resto de la jornada. Y es que estos productos contienen el 30 por ciento de los nutrientes que un escolar requiere para funcionar de un modo adecuado durante todo un día. El seminario, que también abordó el carácter trascendental de la alimentación mediterránea, en general, para la salud del público infantil, dejó patente la existencia de un mayor rendimiento físico y psíquico en aquellas personas que no se saltan esa primera comida del día. En la jornada, el Ieamed explicó que "entiende por desayuno mediterráneo andaluz y, como tal, saludable, aquel configurado por la leche, el café, los zumos de frutas naturales, el pan, el aceite de oliva virgen extra, el queso fresco y el jamón, entre otros. Unos productos entre los que no pueden faltar tampoco otros elementos complementarios como la miel, el azúcar, la sal o el ajo, sin olvidar una última pieza de fruta".