BARCELONA, (EUROPA PRESS) La mitad de los pacientes con sobrepeso u obesidad que acuden a las consultas de Atención Primaria padece síndrome metabólico, lo que aumenta hasta cinco veces el riesgo cardiovascular de estos enfermos, según un estudio de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG).

El síndrome metabólico se manifiesta a través de distintos síntomas como es la obesidad central o abdominal, la hipertensión arterial, el aumento de la glucemia y los trastornos en los niveles de colesterol. Así lo pone de manifiesto el estudio de investigación Proyecto Capsime, desarrollado por el Grupo de Metodología y Apoyo a la Investigación (MAI) de la SEMG, realizado en siete comunidades autónomas y en la que han participado 2.500 pacientes y 140 investigadores. El director del estudio y miembro del grupo MAI de la SEMG, ngel Modrego, avanzó algunos de los resultados del estudio que constatan que el 50% de los pacientes con síndrome metabólico sufre hipertensión arterial. Además, el 60% padece un aumento de los niveles de colesterol; el 49%, exceso de triglicéridos; y en el 38,4%, de los pacientes se encontraron cifras de glucemia por encima de los 126 miligramos por decilitro. En el estudio, "se han identificado algunas posibilidades de mejora en la atención prestada a estos pacientes desde la Atención Primaria y que pasarían por introducir cambios en los sistemas de información, en la organización de los equipos y en las medidas educacionales en pacientes y profesionales sanitarios y una utilización más eficiente de los recursos", señaló Modrego. Por otra parte, la investigación confirma que el 13,5% de los fumadores con síndrome metabólico continúa con el hábito tabáquico y que, a pesar de las recomendaciones de realizar una dieta hipocalórica y ejercicio físico, el perímetro de la cintura media de estos pacientes seguía siendo superior a los 104 centímetros con una masa corporal media de 31,8. Así pues, el Proyecto Capsime pone de manifiesto la poca efectividad que están teniendo los consejos de dieta y ejercicio físico, aunque el 79,8% de los pacientes asegure llevarlos a cabo.