Benalmádena (Málaga), . “La prevención y el tratamiento de la obesidad requiere medidas novedosas”, destaca el Dr. Damián Zamorano, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Internacional Xanit, de Benalmádena, durante la primera jornada del simposio sobre síndrome metabólico organizado por este centro de la Costa del Sol. El Dr. Zamorano basa esta necesidad en el bajo grado de cumplimiento que generan las medidas higiénico-dietéticas indicadas para estos casos, centradas fundamentalmente en cambios de hábitos de vida: pérdida de peso, ejercicio y dieta mediterránea. “Tanto o más importante que el papel del médico será la implicación de la sociedad en esta epidemia que ya nos afecta”, explica.

La obesidad abdominal es uno de los factores de riesgo cardiovascular más característicos del síndrome metabólico, enfermedad que también suele englobar alteraciones de los lípidos, elevados niveles de glucosa e hipertensión arterial en diferentes combinaciones. “Todas estas alteraciones tienen un sustrato común: la resistencia a la insulina”, según el Dr. Zamorano.  Andalucía es una de las comunidades autónomas con mayores tasas de sobrepeso y obesidad, por lo que la prevalencia del síndrome metabólico se sitúa por encima de la media española, que está en torno al 25 por ciento. En nuestro país, el 39 por ciento de la población tiene sobrepeso, y el 14,5 obesidad. “El diagnóstico de esta enfermedad debe basarse en la sospecha clínica, ya que quienes la padecen tienden a pensar que están sanos”, afirma. Basta con medir el perímetro de la cintura a la altura del ombligo, siendo preocupantes aquellas cifras que superen los 94 centímetros en varones y los 80 en mujeres. Esto se complementa con una analítica y la medición de la tensión arterial. El Dr. Zamorano insiste en que los profesionales de atención primaria juegan un papel clave en la prevención de esta enfermedad, cuyos afectados tienen un mayor riesgo de padecer diabetes y enfermedad cardiovascular. “Un mensaje en positivo transmitido con empatía por el médico de familia puede ser la mejor inversión posible en cuidados de salud”, añade. Mientras que la jornada de ayer trató el papel de la obesidad en el síndrome metabólico, los dos módulos restantes de este simposio, declarado de interés científico-sanitario por la Junta de Andalucía, versarán sobre enfermedad cardiovascular y alteraciones metabólicas, y ambos se celebrarán los días 18 de abril y 23 de mayo, respectivamente.