Berlín, (EFE).- La Unión Europea (UE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirmaron hoy su propósito de mejorar la prevención en Europa y aprobaron un memorando en el que se plantean una serie de recomendaciones que tienen por objetivo reducir hasta el año 2020 el número de obesos en este continente. El documento es el resultado de una conferencia de dos días celebrada en Badenweiler (sur de Alemania) por 250 representantes de la UE, la Comisión Europea y la OMS.

Entre sus objetivos figura lograr que hasta el año 2010 aumente en un diez por ciento el número de personas que hacen media hora de ejercicios físicos al día, y en un veinte por ciento el de quienes comen cinco porciones diarias de fruta o verdura. Además, se espera que aumente en un 30 por ciento el número de centros públicos, como guarderías, colegios, cantinas o residencias de ancianos, que ofrezcan alimentación sana. Para ello, los autores del memorando se han comprometido a mejorar las campañas de divulgación y la coordinación entre los distintos países y organismos. "La prevención es una inversión de futuro", destacaron los firmantes. "En la UE aumentan las enfermedades que podrían haberse evitado con una buena prevención", añadieron. Entre los principales objetivos figura detener el creciente aumento de la obesidad infantil. EFE