“Mueve los pies. Que los riñones no detengan tu futuro”. De esta forma, la Federación Nacional Alcer invita a los ciudadanos a llevar una vida saludable mediante una buena nutrición y la práctica de ejercicio para la prevención y el diagnostico precoz de la enfermedad renal crónica.

La federación hace este llamamiento con motivo de la celebración hoy del Día Mundial del Riñón, que este año se centra en los más pequeños y que tiene como lema “Enfermedad renal y niños-¡Actúa pronto para prevenirla!”.

Estar en forma y activo, comer alimentos saludables para asegurar una buena nutrición y un buen control del nivel de azúcar en sangre, revisar la presión arterial, mantener el peso bajo control, realizar una buena ingesta de líquidos, no fumar y no tomar pastillas sin control médico son pautas para prevenir la enfermedad.

Prevención que, en el caso de niños y jóvenes, es aún más importante, según el presidente de Alcer, Jesús Molinuevo, quien incide en la necesidad de desarrollar políticas públicas que fomenten hábitos de vida saludables entre los menores.

Además, es importante apostar por la investigación, puesto que muchas de las enfermedades renales en niños son genéticas o hereditarias, así como por la detección precoz para que los profesionales de trabajo social y de la psicología puedan trabajar con tiempo con los niños y sus familias.

“La enfermedad renal en niños/as es tremenda puesto que les va a acompañar durante el resto de su vida, necesitando durante su ciclo vital de niños, jóvenes y adultos de más de un trasplante para poder mantener una calidad de vida adecuada”, subraya Molinuevo.

Aunque hay pocos datos de incidencia en la edad pediátrica, según el Registro Español de Enfermedad Renal Crónica, hay 188 pacientes pediátricos por millón de habitantes.