La inmensa mayoría de los dolores de cabeza no son producidos por tener algo peligroso (por ejemplo un tumor) dentro de la cabeza.

La inmensa mayoría de los dolores de cabeza no son producidos por tener algo peligroso (por ejemplo un tumor) dentro de la cabeza.

Los dolores de cabeza más frecuentes son la cefalea tensional y la migraña (también conocida como jaqueca)

Por esto, la mayoría de los pacientes con dolor de cabeza no necesitarán ningún tipo de estudio complementario (scanner o resonancia magnética, etc).

La cefalea tensional es un dolor muy frecuente (todo el mundo lo ha tenido en alguna ocasión), pero poco intenso. Suele ocurrir coincidiendo con épocas en las que estamos nerviosos o algo deprimidos o excesivamente estresados o cansados. Mejora con analgésicos y sedantes suaves.

La migraña por el contrario es una enfermedad muy incapacitante. Es un dolor que se da habitualmente en mujeres jóvenes, entre una y cuatro veces al mes y dura uno o dos días. Suele dar más en medio lado de la cabeza, empeorar con la luz, los ruidos y con cualquier tipo de ejercicio y acompañarse de náuseas y vómitos.

La migraña se desencadena por muchos factores precipitantes, tales como el excesivo estrés, los cambios del ritmo del sueño, los días previos a la menstruación, cambios en la presión atmosférica, determinados alimentos (como los derivados del queso, el chocolate y las bebidas alcohólicas) y muchos medicamentos, como la píldora anticonceptiva.

Aunque el paciente con migraña ha de intentar evitar estos factores desencadenantes, en la práctica la mayoría de ellos son muy difícilmente evitables y por tanto, hoy por hoy, el tratamiento de la migraña es a base de medicamentos.

Estas medicaciones no curan la migraña, pero controlan las crisis en aproximadamente el 80% de los pacientes

Si las crisis de dolor son frecuentes (más de una a la semana) está indicado el tratamiento "preventivo": medicaciones que se toman a diario varios meses y disminuyen la frecuencia y la intensidad de las crisis de dolor

Para las crisis de migraña es importante utilizar tratamientos específicos, rápidos y altamente eficaces, ya que los analgésicos simples no suelen ser suficientes y pueden incluso empeorar el dolor. Hoy día disponemos de unas nuevas medicaciones, los triptanes, que controlan la migraña en la mayoría de los pacientes. 

Más información: http://www.gecsen.org