Las autoridades holandesas decidieron ayer prohibir el transporte de aves de corral, huevos, estiércol y jergones de paja sucios durante un periodo máximo de 72 horas, tras detectar un caso de gripe aviar en una granja.

Se trata de una variante “peligrosa” de la gripe aviar hallada en una granja de cría de pollos de Hekendorp, al sur de Amsterdam, informó la agencia ANP. Según el Ministerio de Economía, el virus detectado es “muy contagioso e igualmente transmisible al ser humano”.

Además del veto al transporte de esos productos, las autoridades holandesas han decidido que las aves de corral de todo el país se mantengan confinadas durante tres días. Asimismo, los 150.000 pollos criados en la granja afectada serán sacrificados.

La prohibición de transporte de estos productos avícolas se prolongará hasta 30 días en un radio de 10 kilómetros en torno al establecimiento.