• Dos ancianos llevan seis meses viviendo en Urgencias del hospital Insular de Las Palmas
  • El presidente de la Sociedad Española de Geriatría no cree que sea una práctica generalizada

Organizaciones representativas del colectivo de mayores alertan de la situación de abandono en la que viven miles de personas en España y reclaman más “implicación y responsabilidad” de las instituciones y de la sociedad para evitar casos como los de Gran Canaria, donde dos ancianos llevan más de seis meses en un hospital sin que su familia les asista.

Saturnino Álvarez, presidente de la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) afirmó, en declaraciones a Europa Press, que estos episodios son “la punta del iceberg” porque detrás de ellos “hay muchísimos más.Si bien Álvarez denunció el abandono por parte de las familias, recalcó que las administraciones deberían poner más medios para evitarlo y ser más rápidas a la hora de derivar a internos en desamparo de hospitales a residencias. “Esto debería ser automático”, advirtió, porque “el abandono es una forma más de maltrato”.

Una opinión que, en cambio, no comparte José Antonio López Trigo, presidente de Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), quien, en conversaciones con este periódico, calificó de “circunstanciales” estos sucesos.”No podemos decir que sea una práctica generalizada. Mi experiencia es que hay que indagar en cada caso, porque hay personas que carecían de apoyo social y familiar cuando llegan a urgencias, por lo que no se puede hablar de abandono”, explicó López Trigo. Para el presidente de UDP, el principal inconveniente es la falta de denuncias por parte de las víctimas “por miedo”. Sin embargo, Álvarez enfatiza que son “fundamentales” para iniciar una investigación, y por ello pidió que desde la Administración se conciencie a la ciudadanía de la importancia de denunciar, aunque sea de forma anónima, como se hace con la violencia de género. A su juicio, la lucha contra los malos tratos a mayores debe hacerse mediante la detección, pero también incidiendo en que “los mayores no son ninguna carga, sino una parte activa de la sociedad que tiene mucho que aportar”.

Por su parte, Cruz Roja recordó ayer su proyecto Buen Trato a las Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato, aprovechando que el jueves 15 de junio es el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez.

La organización apuesta por promover un “marco positivo” de convivencia con las personas mayores, así como prevenir, proteger y apoyar a aquellas que sufren, han sufrido o podrían sufrir cualquier tipo de malos tratos. Según indica Cruz Roja a través de un comunicado, desde que se puso en marcha este programa el pasado mes de enero ha atendido de manera directa a 528 personas mayores de 65 años por estas circunstancias o que están en riesgo de padecerlas. El voluntariado de la organización, según indicó la ONG, ha transmitido consejos de seguridad y prevención a más de 13.800 personas mediante una campaña telefónica diseñada para este fin.