La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha asegurado hoy que gracias a la compra centralizada de vacunas el Sistema Nacional de Salud se ha ahorrado 158 millones de euros desde 2012 y ha dicho que le hubiera gustado que Andalucía, Comunidad Valenciana y País Vasco se hubieran acogido a esta fórmula.

En el Pleno del Congreso, en respuesta a una pregunta de la diputada del grupo popular María Teresa Angulo Romero, la ministra ha valorado los acuerdos marco para la adquisición de vacunas, aprobados desde 2012.

Unos acuerdos que, a su juicio, han simplificado los procesos de compra, aumentado las garantías del suministro, favorecido la incorporación de innovaciones y colaborado en la sostenibilidad del SNS.

Montserrat ha explicado que con el objetivo de solucionar el “desabastecimiento puntual” de vacunas, el Consejo de Ministros aprobó el pasado 25 de noviembre la compra centralizada de 15 millones de dosis para el periodo 2017-2019, con una inversión de 300 millones de euros y un ahorro estimado de 58 millones.

Esos acuerdos, según la titular de Sanidad, suponen una oportunidad para ofrecer una estabilidad al mercado para el suministro de vacunas “frente a la situación repetida de recientes desabastecimientos puntuales y la escasa flexibilidad en la producción de las mismas”.