(Foto: El Global)

El secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, ha afirmado que el objetivo de su departamento es que todas las comunidades autónomas puedan intercambiar recetas electrónicas a final de año, algo que de momento solo es posible entre seis de ellas.

Así lo ha asegurado durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso para explicar los presupuestos de su departamento para este año, en la que ha destacado que la partida para Sanidad y Consumo es de 327 millones de euros, 11,3 millones más que en 2016.

La suma de este presupuesto y el de los organismos dependientes es de 384,33 millones de euros, es decir, aumenta un 4,52% respecto al año pasado.

El también presidente de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha explicado que hasta hoy solo Extremadura, Canarias, Castilla-La Mancha, Navarra, Comunidad Valenciana y Galicia están “certificadas en interoperabilidad” para intercambiar recetas electrónicas, a las que próximamente se unirán La Rioja, Aragón y Castilla y León.

No obstante, el objetivo es que antes de que concluya el año los sistemas de todas las autonomías puedan “operar entre sí en el ámbito nacional de salud” para, posteriormente, puedan hacerlo en la Unión Europea.

“Esto garantiza la posibilidad de retirar los medicamentos que tienen prescritos por su médico desde cualquier farmacia del país mediante el acceso electrónico seguro a dicha prescripción”, ha subrayado.

De ello se encarga la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, a la que se asignan 37,21 millones.

Por otra parte, los presupuestos para la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, dotado con 253,84 millones, contemplan unas transferencias a las comunidades autónomas de 5,5 millones, 1,75 de los cuales es para el programa de reasentamiento y reubicación de refugiados.

Además, incluirán una partida de más de 3 millones de euros para la equidad en la compensación por asistencia sanitaria a pacientes de enfermedades raras.

Con estos fondos, el departamento de Castrodeza confía en abordar aspectos de la gestión farmacéutica como la del precio y financiación de medicamentos y productos sanitarios, precios de referencia o actualizar el plan estratégico de Hepatitis C.

Y en cuanto al Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), que da asistencia sanitaria a Ceuta y Melilla, Castrodeza ha anunciado un crecimiento presupuestario de más de 7 millones de euros, hasta alcanzar los 241 millones, destinados principalmente para gastos de personal.

Respecto a otros departamentos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios recibirá 47,71 millones y la Aecosan 32,55 millones, mientras que la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) mantiene 4,06 millones.