MADRID, (EUROPA PRESS) Europa necesitará en un futuro próximo un mayor número de internistas, dadas las necesidades poblacionales como el progresivo envejecimiento de la sociedad, la inmigración o los nuevos modelos asistenciales hospitalarios. Así lo señalan los expertos de 30 países que representan a más de 40.000 internistas que se reunirán a partir de mañana en el ‘Sexto Congreso de la Federación Europea de Medicina Interna’, que se celebra en Lisboa del 23 al 26 de mayo.

El progresivo envejecimiento de la sociedad, los procesos migratorios o los nuevos modelos asistenciales hacen que la figura del internista sea clave en la atención sanitaria a la población, indican los expertos. "La medicina interna se enfrenta a diferentes retos: a nivel asistencial, adaptarse a la nueva organización del sistema sanitario; en investigación, seguir en áreas de especialización sin perder la condición de médico de sólida base clínica; y en el área de la educación médica, liderar la innovación que en esta Europa en reconstrucción será totalmente imprescindible para el médico del siglo XXI y, especialmente, para el internista", afirmó el presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Ramón Pujol. La medicina interna, afirman los expertos, está presente en todos los países europeos con unos objetivos, una visión y un papel indiscutible en la educación médica, comunes a todos ellos. Sin embargo, existen diferencias en diversos aspectos asistenciales y organizativos, dada la heterogeneidad de los diferentes sistemas de salud. En los países del sur de Europa se ha mantenido como una especialidad generalista de la que han surgido áreas de interés e internistas dedicados a ellas. Sin embargo en los países del Centro y Norte de Europa, la medicina interna general coexiste en un mismo especialista con especialidades clásicas como la Cardiología, Neumología, Gastroenterología, entre otras. "Es decir, que la proporción y el papel que juegan los internistas generales es más importante en países como España o Portugal", opina Pujol, "pero por otra parte las especialidades médicas ‘tradicionales’ están más alejadas de la Medicina Interna", concluye.