BARCELONA (EUROPA PRESS) La familia de un enfermo de cáncer de laringe está satisfecha con la indemnización de 128.545 euros que pagará el Servei Catalá de Salut por la muerte de Paco del Moral después de no diagnosticar un cáncer de laringe y recomendarle que dejará de fumar, situación que la familia revive con mucho dolor después de varios "años de intensa lucha", afirmó la hija del fallecido Valle del Moral. "La indemnización no nos devolverá a mi padre", afirmó Del Moral a Europa Press, visiblemente afectada por la muerte de su padre.

 A pesar de reconocer que se sienten satisfechos porque esta suma confirma que el Servei Catal de Salut reconoce que Paco "murió por una negligencia médica" de los doctores del Hospital de Terrassa (Barcelona), no "nos sirve de nada porque mi padre está muerto" puntualizó. La hija de Paco explicó que su padre acudió a su médico de cabecera cuando "notó molestias en su garganta y la aparición de unos bultos sospechosos", por lo que el doctor le trasladó al Hospital de Terrassa para que le hicieran las pruebas pertinentes. NINGUNA PRUEBA. En el hospital, según la hija, uno de los médicos del departamento de otorrinolaringología le miró con "una cucharilla de palo la garganta y no le hizo ninguna prueba más". Además, cuando Paco le comentó que creía que podía padecer cáncer, el doctor "le dijo que estaba loco y que dejara de fumar y de beber". Poco a poco, los síntomas se iban agravando y Paco decidió volver al mismo hospital. Entonces, otra doctora le aseguró que "no padecía cáncer" y le programó otra visita para seis meses después. La enfermedad de Paco seguía avanzando y la familia decidió llevarle a un médico privado quien después de una "simple prueba", les insinuó que el enfermo sufría cáncer. En ese momento la familia optó por dejar de acudir al hospital y trasladarlo a otro, pero el cáncer había avanzado tanto que, unos meses después Paco falleció. Ahora, el Servei Catal de la Salut ha reconocido que la muerte fue ocasionada por una mala praxis y tras un acuerdo con la familia han idemnizado a la viuda y las hijas con 128.545 euros por no haberle detectado un cáncer de laringe. Sin embargo, según explicó la esposa de Paco, Micaela, que no está recuperada todavía del fuerte golpe que supone la muerte de un familiar, la indemnización "es los de menos". Para esta mujer lo importante es que les "han dado la razón" y que "por fin" se ha reconocido que su marido murió por culpa de los médicos.