Valencia.- La medicalización de la vida es uno de los contenidos protagonistas del XXVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) que a partir de mañana se celebra en la Feria de Valencia, organizado por la Societat Valenciana de Medicina Familiar i Comunitària.

El doctor Pablo Alonso, médico de familia que trabaja en el Centro Cochrane Iberoamericano, afirma que en los últimos años “asistimos a un fenómeno creciente mediante el cual las compañías farmacéuticas promocionan y patrocinan enfermedades dirigidas a los consumidores y los profesionales sanitarios”. Este experto subraya que es importante llamar la atención sobre esta “especie de propaganda de enfermedades. La industria farmacéutica se esfuerza por ampliar progresivamente los límites de las patologías tratables o prevenibles. Con ese fin los laboratorios se involucran en la definición y redefinición de las enfermedades”. No obstante, según el doctor Alonso, la responsabilidad del fenómeno debe ser compartida con otros grupos. “Hay colectivos médicos que secundan estos intereses, por ejemplo, proclamando en los medios incrementos alarmantes de distintas dolencias. Suelen encargarse de destacar los grandes beneficios asociados a los fármacos”. Dice el doctor Alonso que, en última instancia, se crea “la falsa expectativa de una salud perfecta, sin esfuerzo y permanente”. “De ese modo –continúa- se acaba contemplando como enfermedades situaciones que tienen que ver con el hecho mismo de vivir. A la pereza lógica tras un tiempo de descanso se le llama síndrome postvacacional y a la timidez se le denomina inhibición social. Los médicos creen que es prioritario crear una concienciación entre los propios profesionales sanitarios para estar informados y prevenidos ante este creciente problema. También piden a la Administración medidas que contrarresten esta marea desinformativa”. El periodista científico australiano Ray Moynihan analizará en Valencia los márgenes que definen la enfermedad y cómo están siendo ampliados. Se muestra partidario de que se reestructure urgentemente la forma en que está definida la enfermedad. Asimismo opina que es preciso deshacer los múltiples lazos financieros entre los expertos médicos y la industria farmacéutica. El doctor Alberto Lopez García-Franco, coordinador del Grupo de Atención a la Mujer del PAPPS (Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud) tiene previsto hablar de las estrategias de medicalización utilizadas por la industria farmacéutica. Una de ellas es la exageración de la gravedad de la enfermedad para justificar su prevención y tratamiento en situaciones de mínimo riesgo. También destacará la promoción del empleo de tratamientos farmacológicos a partir de parámetros cada vez más bajos. El doctor Lorenzo Arribas, médico de familia y profesor de la Facultad de Medicina de Granada, ha titulado su intervención “Mujeres sanas de milagro” en la cual analiza la medicalización de que es objeto actualmente la mujer. Este experto defiende la necesidad de lograr que las pacientes tengan acceso a todas las medidas preventivas que han demostrado ser útiles en lugar de gastar recursos en otras de muy dudosa eficacia que benefician sólo a unas pocas. Resalta igualmente la importancia de cuidar el peso con una dieta equilibrada, practicar ejercicio físico, no fumar y preguntar a su médico de familia desde cuándo y cada cuánto tiempo deben medirse la presión arterial, el colesterol, la glucemia, hacerse un Papanicolau o una mamografía.