Los médicos de atención primaria han reclamado un incremento de 2.200 profesionales en las plantillas para adecuar los cupos de pacientes y evitar una asistencia sin demoras, y que el porcentaje de presupuesto sanitario dedicado a la medicina de familia alcance hasta el 17,3 % en 2025.

Estas son algunas de las conclusiones del documento elaborado por el Grupo de Trabajo de Atención Primaria de la Organización Médica Colegial (OMC), presentado en la jornada “Atención Primaria 2025”, en la que los profesionales han incidido en la necesidad de una financiación y unas plantillas suficientes para mantener una atención sanitaria de calidad.

Y se reclaman plantillas suficientes, según la OMC, “puesto que los médicos de atención primaria vienen manifestando desde hace tiempo sentirse al límite”.

Para conseguir que los cupos máximos no superen los 1.450 ciudadanos adscritos, los profesionales calculan que es necesario un incremento de las plantillas de más de 2.200 médicos de familia, lo que supone una inversión de algo más de 100 millones de euros anuales.

En la jornada, los médicos han propuesto la búsqueda de otro modelo diferente e innovador que potencie las capacidades de microgestión de los profesionales.

El Grupo de Atención Primaria de la OMC considera necesario, además, que se tienda a la flexibilización de los horarios laborales, especialmente en aquellas comunidades en las que existen turnos de tarde hasta las nueve de la noche.

Los profesionales reclaman también un cambio del SNS que tienda a un modelo que garantice el abordaje con garantías de la cronicidad.

Estiman que el sistema debe apostar por una estrategia de cronicidad dirigida por el médico y la enfermera de atención primaria, y que hay que dotarles de medios necesarios y establecer un sistema de “vías clínicas, de actuación conjunta, entre los dos niveles asistenciales para coordinar la asistencia del paciente frágil y pluripatológico”.