La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha propuesto implantar una hora de ejercicio diario en el calendario escolar para reducir la incidencia de la obesidad y el sedentarismo en los menores..

El anuncio se ha producido durante la entrega de la quinta edición de los Premios NAOS, a la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad, en la que Mato también ha adelantado una nueva regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a menores..

El acto ha sido presidido por la ministra y el cardiólogo Valentín Fuster, que liderará el nuevo Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad..

El 45 por ciento de los niños menores de 16 años sufren exceso de peso. Respecto a los adultos, el 38 por ciento sufren sobrepeso y el 16% obesidad, según las últimas estadísticas del ministerio.

"El exceso de peso se detecta en mayor proporción entre los niños de familias más vulnerables", ha recordado Mato.

Respecto al fomento del deporte en los escolares, la ministra de Sanidad ha explicado que trabaja con Educación para aumentar el número de horas de estas prácticas en los colegios porque "los hábitos que se aprenden de niños son los que quedan en el futuro".

Mato ha apostado por la implantación de un nuevo marco de buenas prácticas publicitarias que amplíe el actual Código PAOS de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, y que controle los anuncios en internet, que quedan fuera de la actual regulación.

El Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, que presidirá Fuster, se encargará de evaluar las medidas tomadas por las distintas administraciones.

El director del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, ha impartido una conferencia en la que ha expuesto que la prevención de las enfermedades del corazón, provocadas en gran medida por el sobrepeso y el sedentarismo, puede ahorrar 61.000 millones de euros al año de coste médico, sólo en Estados Unidos.

Además, se ha dado a conocer algunos aspectos del Plan de consumo de frutas en las escuelas, que ha permitido duplicar su consumo en dos años