MADRID, (EUROPA PRESS) La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, anunció hoy en el pleno del Senado que a partir del 1 de julio las bebidas con más de 1,2 por ciento de alcohol no podrán asociarse a ninguna propiedad saludable en virtud de una normativa europea que entra en vigor en dicha fecha. "A partir del 1 de julio no se podrá realizar ninguna alegación de propiedades saludables para ninguna bebida con un contenido alcohólico superior al 1,2 por ciento", aseguró.

Durante la sesión de control al Gobierno que tuvo lugar hoy en la Cámara Alta, Salgado aprovechó para recordar que, tras una moción de dicha cámara para poner en marcha medidas que alertaran del peligro del consumo del alcohol en menores, su ministerio ha puesto en marcha diversas actuaciones con dicho fin. Así, destacó la última campaña de prevención del consumo de alcohol en los jóvenes, con el lema de ‘el alcohol daña tu cuerpo y tu cerebro: el alcohol te destroza por partida doble’, y que también incluía un mensaje dirigido a las familias ‘No siempre son los hijos de los demás quienes se emborrachan los fines de semana’, ya que "sólo un 15 por ciento de los padres considera que les afecta a ellos y sus hijos directamente", explicó Salgado. Esta campaña ha sido apoyada por las confederaciones de padres y madres de alumnos, organizaciones sindicales que representan a los educadores y asociaciones de consumidores, que pidieron "una amplia difusión" de los mensajes de esta campaña. Al mismo tiempo, también se firmó un convenio con la asociación de editores de diarios españoles (AEDE) para prevenir el consumo de alcohol en adolescentes y con el que se prevé la elaboración de un código de autorregulación sobre la publicidad de bebidas alcohólicas en la prensa, evitando así su inclusión en secciones o publicaciones dirigidas a menores y no utilizando mensajes que asocien el consumo de bebidas alcohólicas con éxito social, profesional o sexual, mejora del rendimiento o con propiedades saludables. Salgado también recordó que Sanidad ha realizado diversos seminarios para trasladar a los profesionales de la salud sobre las más recientes vivencias disponibles que relacionan el consumo de alcohol con alteraciones en el proceso de memoria y aprendizaje, cambios cerebrales funcionales y estructurales, y diferencias del daño producidas por los distintos patrones de consumo.