El director general de Farmacia, Agustín Rivero, ha asegurado hoy que los enfermos de hepatitis C cuya vida corra peligro tendrán su tratamiento «lo antes posible, lo que se tarde en que el clínico decida o considere que es el único medicamento que se puede utilizar».

Rivero se ha pronunciado de esta forma en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tras reunirse con representantes de la Asociación Española para el estudio del Hígado, con quienes ha llegado a una serie de acuerdos como el desarrollo de un plan estratégico para el estudio y control de la hepatitis C.

El responsable de Farmacia y la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Belén Crespo, han consensuado con la asociación, según ha señalado el responsable de Farmacia, el que aquellos pacientes que «lo necesiten y estén en estado avanzado de su enfermedad tengan su medicación». Se priorizará por tanto a las personas cuya vida «corra peligro» y a los pacientes críticos, que están con una enfermedad hepática avanzada, ya que, según ha dicho Rivero, deben tener la mejor medicación.

En el encuentro, además, ambas partes han abordado la guía en la que el Ministerio de Sanidad establece los criterios para que los pacientes de hepatitis C puedan acceder a los nuevos medicamentos que existen contra la enfermedad.