Irán y sus ciudades monumentales

Es el momento de conocer un país tan fascinante como Irán, su refinada cultura y los maravillosos restos de la antigua Persia. El oriente de las “Mil y una noche” se vislumbra en ciudades como Shiraz o Esfahán. El paisaje iraní está dominado por cordilleras que separan varias cuencas y mesetas unas de otras. La poblada zona occidental es la más montañosa, con cordilleras como los Montes Zagros y los Montes Elburzs .Sin embargo la mitad oriental es prácticamente un desierto deshabitado formado por cuencas con algunos lagos de sal. Las únicas llanuras están situadas a lo largo de la costa del mar Caspio y en el Golfo pérsico junto a la frontera con Iraq en Arvandrud. A lo largo de la costa del Golfo, en el Estrecho de Hormuz y en el Mar de Omán se encuentran otras llanuras menos extensas. Teherán es la capital tanto de la provincia como del país, siendo el distrito central de la provincia. Otros distritos son: Shemiranat, Rey, Islam Shahr, la ciudad de Ray, Karaj, Jajrood, Lar, y Rood Shoor. Cuando Teherán sustituyó, como capital, a Ghajar en 1778 la provincia adquirió una mayor importancia y desarrollo. Teherán es una de las 20 ciudades más grandes del mundo. Una de las ciudades más antiguas y con mayor historia de Irán es Yazd. Esta situada sobre un oasis al sur de la planicie central iraní, a veces se le denomina “la novia del Kavir” por se el punto de encuentro de los desiertos Dasht-e Kavir y Dasht-e Lut.