La insuficiencia venosa crónica es una alteración funcional del sistema venoso secundaria a una incompetencia valvular. Afecta hasta un 30% de la población adulta, la mitad con síntomas atribuibles a la alteración circulatoria venosa.

1. La insuficiencia venosa crónica es una alteración funcional del sistema venoso secundaria a una incompetencia valvular. Afecta hasta un 30% de la población adulta, la mitad con síntomas atribuibles a la alteración circulatoria venosa.

2. Los factores de riesgo son entre otros: historia familiar, embarazos, antecedentes de trombosis venosa y fracturas. Otros son la edad, la profesión y el sexo femenino

3. La clínica es muy variada. No se debe identificar siempre dolor y edema de piernas con mala circulación. Los síntomas circulatorios están relacionados, en general, con un déficit de drenaje venoso, y con las complicaciones de las varices como flebitis, dermitis, eczema y ulceración.

4. Los cambios hormonales pueden producir alteraciones circulatorias al influir sobre la elasticidad de la pared y de las válvulas venosas.

5. La apariencia externa oscila desde las simples arañas vasculares o telangiectasias (problema cosmético) hasta las varicosidades dilatada y con riesgo potencial. En ocasiones no se visualizan varices y sin embargo hay alteración venosa interna.

6. El diagnóstico debe aclarar no sólo la clínica y sus riesgos, sino también la distribución anatómica (externa o interna) y sus posibles causas. Debe diferenciar patología de afectación cosmética

7. La prueba principal es el ecodoppler que combina la imagen con la determinación del flujo

8. El manejo:

· Médico: medicación flebotónica, tratamiento postural y media elástica

· Escleroterapia (secar las varices) de aplicación selectiva y con riesgos como la pigmentación y la flebitis

· CHIVA: tratamiento quirúrgico hemodinámico sin ingreso y con anestesia local

· Exeresis por exteriorización de varices mediante erina quirúrgica ambulatoriamente

· Fleboextracción: resección del sector afectado mediante cirugía convenciona 

· La mejor terapéutica es la profilaxis: dieta, medias, ejercicio y tratamiento postural

9. La insuficiencia venosa es una enfermedad crónica y evolutiva por tanto no se debe descartar la posibilidad de recidiva. La profilaxis es muy importante para evitar las recurrencias

evitar las recurrencias 10. La úlcera venosa es evitable en la mayoría de las ocasiones con medidas físico-terapéuticas. Si ésta se produce se debe tratar de forma especifica y continuada con vendajes especiales y medicación. El hecho de que seamos capaces de cerrar más del 90% de las úlceras nos ha conducido a establecer lo que hemos llamado "úlcera clinic" bajo la supervisión de una enfermera especializada.