Dolor torácico intenso y prolongado que se percibe como una presión intensa, y que puede extenderse (irradiarse) a brazos y hombros sobre todo izquierdos, espalda, e incluso los dientes y la mandíbula.

¿QUÉ ES?

Dolor torácico intenso y prolongado que se percibe como una presión intensa, y que puede extenderse (irradiarse) a brazos y hombros sobre todo izquierdos, espalda, e incluso los dientes y la mandíbula.

· El dolor se describe como un puño enorme que retuerce el corazón. Es similar al de la angina de pecho, pero más prolongado, y no responde a la nitroglicerina bajo la lengua.

· El dolor a veces se percibe de forma distinta, o no sigue ningún patrón fijo, sobre todo en ancianos y en diabéticos, en los que puede percibirse como un dolor prolongado en la parte superior del abdomen que uno atribuye a indigestión.

SINTOMAS 

Dificultad para respirar.

Mareo. Es el único síntoma en un 10 %.

Otros: Pueden ocurrir náuseas, vómitos, desfallecimiento y sudoración.

Antecedentes de angina inestable: ataques frecuentes de ANGINA DE PECHO no ligados a actividad física.

Un infarto es un área de tejido que ha muerto por falta de oxígeno.

El miocardio, o músculo del corazón, puede sufrir un infarto cuando existe una enfermedad coronaria avanzada.

La corona de vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes al propio músculo cardíaco (vasos "coronarios") puede desarrollar placas de ateroma , lo que compromete en mayor o menor grado el flujo de oxígeno y nutrientes al propio corazón, con efectos que varían desde una angina de pecho (cuando la interrupción del flujo de sangre al corazón es temporal) a un infarto de miocardio (cuando es permanente e irreversible).

La presencia en un vaso dado de arteriosclerosis hace que en dicho vaso existan estrechamientos y que en ellos se desarrolle más fácilmente un trombo: un coágulo de plaquetas, proteínas de la coagulación y desechos celulares que acaba taponando el vaso. Una embolia es un trombo que ha viajado por la sangre hasta llegar a un vaso pequeño donde se enclava como un émbolo. Trombosis y embolia son, pues, términos equivalentes. 

TRATAMIENTO

Un infarto de miocardio es una urgencia médica por definición. Si cree Vd. que puede estar sufriéndolo o está con alguien que puede tenerlo, busque inmediatamente atención médica. Las demoras son un error grave que se cobra miles de vidas cada año.

1. ECG. Si una persona sufre síntomas compatibles con un infarto, se le hará un ECG inmediatamente, incluso en la ambulancia que le traslade. De hecho, estará unido a un monitor de ECG durante todo el tiempo que esté en el Hospital, al menos si se ingresa en la sala dedicada a los enfermos graves del corazón o unidad coronaria.

2. Análisis. Incluyen la determinación de algunos enzimas que aumentan en la sangre cuando se daña el músculo cardíaco.

3. Estudios isotópico y/o cateterismo cardíaco(coronariografía). Se plantean cuando ya ha pasado la fase aguda.

En cualquier caso, será Vd. sometido a observacinó durante varios días, y se le permitirá aumentar gradualmente su actividad. El tiempo de ingreso en el Hospital es muy variable, pero generalmente está entre 7 y 14 días.

1. Pedir ayuda y buscar atención médica inmediata. No intentar conducir uno mismo hasta un Hospital.

2. Oxígeno. Puede ser la primera medida en el Hospital o la propia ambulancia.

3. Analgésicos (medicamentos para el dolor). Si el dolor torácico persiste y es insoportable, se administra morfina o medicamentos similares para aliviarlo.

4. Trombolíticos. Son medicamentos para disolver el coágulo que impide que fluya la sangre. Se ponen sustancias como la estreptoquinasa o un "activador del plasminógeno tisular", bien en la vena, o bien directamente en el coágulo por medio de un catéter (un tubito largo y flexible).

5. Nitratos. Los derivados de la nitroglicerina actanú disminuyendo el trabajo del corazón y por tanto sus necesidades de oxígeno. En la angina de pecho se toman en pastillas debajo de la lengua o también en spray. También pueden tomarse en pastillas de acción prolongada o ponerse en parches de liberación lenta sobre la piel. En la fase aguda de un ataque al corazón, suelen usarse por vía venosa.

6. Betabloqueantes. Actúan bloqueando muchos efectos de la adrenalina en el cuerpo, en particular el efecto estimulante sobre el corazón. El resultado es que el corazón late más despacio y con menos fuerza, y por tanto necesita menos oxígeno. También disminuyen la tensión arterial.

7. Digital. Los medicamentos derivados de la digital, como la digoxina, actúan estimulando al corazón para que bombee más sangre. Esto interesa sobre todo si el ataque al corazón produce insuficiencia cardíaca.

8. Los calcio-antagonistas o bloqueantes de los canales del calcio impiden la entrada de calcio en las células del miocardio. Esto disminuye la tendencia de las arterias coronarias a estrecharse y además disminuye el trabajo del corazón y por tanto sus necesidades de oxígeno. También disminuyen la tensión arterial. No suelen usarse en la fase aguda de un ataque al corazón, aunque sí inmediatamente después.

Debido a la frecuencia de muerte súbita, las técnicas de resucitación cardiopulmonar deben aplicarse cuanto antes a cualquier persona que esté sufriendo un ataque al corazón. La mayoría de los que estén vivos 2 horas después de un ataque sobrevivirán.

Sin embargo, existen algunas complicaciones posibles:

Arritmia cardíaca

Existe un sistema bio-eléctrico que controla los latidos del corazón. Si se daña en el infarto, pueden aparecer arritmias muy graves, como la llamada fibrilación ventricular, en la que los ventrículos se contraen de forma rápida, descoordinada e ineficaz como una "bolsa de gusanos", y a efectos de bombeo de sangre, el corazón se para.

En otras personas, pueden aparecer arritmias lentas, es decir, el latido es demasiado lento para que el corazón funcione normalmente. Esto puede requerir la implantación temporal o definitiva de un marcapasos artificial.

Insuficiencia cardíaca

Cuando el área de infarto es extensa, el resto del corazón puede ser insuficiente para realizar el trabajo de bombeo.

Muerte

En una de cada cuatro personas que sufren muerte súbita, no existían síntomas previos de cardiopatía. Con mucho, la causa más frecuente de muerte súbita por infarto es la fibrilación ventricular.

Oclusiones Arteriales

Obstrucción en la bifurcación derecha de la rama anterior, produciendo un infarto anteroseptal. Al ocluirse la parte terminal de la rama interventricular anterior de la coronaria izquierda, se produce un pequeño infarto en la punta del corazón, llamado infarto apical. Obstrucción del ramal circunflejo de la coronaria izquierda, que determina un infarto anterobasal. El cierre de la rama interventricular anterior de la coronaria izquierda, determina el infarto anterolateral.
La oclusión de la rama circunfleja de la coronaria izquierda, produce el infarto posterolateral. El cierre de la rama circunfleja de la coronaria izquierda, a este nivel, determina infarto posterobasal. El cierre de la arteria coronaria derecha o de su rama interventricular posterior, determina un infarto posteroseptal. La obstrucción de la rama interventricular posterior de la coronaria derecha, en su parte descendente determina infarto posteroinferior.

La obstrucción de la arteria del tabique provoca necrosis septal con graves trastornos del ritmo cardíaco