El síndrome del intestino irritable (también llamado síndrome del colon irritable) es un problema gastrointestinal que, en los países desarrollados, afecta hasta al 15% de los adultos en algún momento de la vida. Este síndrome es un trastorno funcional, lo que significa que los exámenes practicados no revelan una alteración o lesión en la estructura del intestino, como por ejemplo una obstrucción o un tumor. El síndrome del colon irritable es un trastorno motor cuyas manifestaciones clínicas son la alteración de los hábitos intestinales, la presencia de dolor abdominal y la ausencia de un proceso patológico detectable. Aunque comparte muchos de los síntomas con ella, el síndrome del colon irritable difiere de la enfermedad inflamatoria intestinal en que no se observan procesos inflamatorios en ninguna de las estructuras intestinales.

El síndrome del colon irritable es uno de los trastornos gastrointestinales diagnosticados con mayor frecuencia: se estima que entre el 10 y 15% de la población lo padecen, siendo las mujeres más propensas que los hombres

¿QUE ES ? 

El síndrome del colón irritable es un trastorno de la movilidad del el tubo digestivo, que puede afectar a todos sus niveles, causando grados variables de dolor abdominal, estreñimiento o diarrea y distensión abdominal después de comer. Los síntomas, por lo general, se desencadenan por stress emocional, siendo por ello por lo que de entrada ya el paciente se siente incomprendido y se pueden escuchar frase como "pero si el médico te ha dicho que no tienes nada, que es sólo cuento"… "Es que es muy nervioso y por eso tiene Colon Irritable" … " Pues no tienes ninguna enfermedad,… bueno sí tienes Colon Irritable pero eso son los nervios".

LOS GRANDES PROBLEMAS A LOS QUE SE ENFRENTA EL PACIENTE 

     1) El Colon Irritable es un claro ejemplo de lo que dentro del campo de la medicina se denomina enfermedad funcional, es decir, no existe ningún correlato orgánico que les permita diagnosticarlo. 

     2) Se trata de una enfermedad por exclusión. Cuando se han realizado pruebas tales como Colonoscopias, rectoscopias, enemas de opaco, … y se hayan descartado otras patologías… tienes Colon Irritable. 

     3) El Colon Irritable es un cajón desastre, en el que viene a entrar cualquier persona con problemas digestivos a la que no se le puede hacer otro diagnóstico.

     4) Dependiendo de la gravedad para una persona puede significar únicamente una leve molestia y otra puede tener serios problemas personales, sociales y/o laborales. 

SINTOMAS

Los síntomas son variados y dispersos, caracterizados principalmente por molestias o dolor abdominal, diarrea, despeños diarreicos o estreñimiento crónicos a veces alternados o a veces con solo uno de estos síntomas y sensación de plenitud. Pero siempre se trata de molestias abdominales con algún tipo de disfunción en la motilidad intestinal y con resultado negativo de todos los análisis realizados en el tracto digestivo, desde estudios contrastados del intestino, analítica, scanners, endoscopías, etc. Otro dato indicativo es la hipersensibilidad a cualquier distensión abdominal producida por gases o alimentos irritantes. Tambien podemos observar sensación de malestar general especialmente a primeras horas del día
Suele ser una afección crónica y acompañar al paciente a lo largo de toda su vida, unas veces con síntomas leves que no precisan ir al médico, otras veces suponiendo un importante trastorno en su vida diaria. Así mismo el Colon Irritable se suele asociar con otra serie de patologías como son Depresión, Ansiedad, Fibromialgia o Fatiga Crónica

TIPOS DE COLON IRRITABLE 

En lineas generales se pueden establecer hasta tres tipos básicos de Colon Irritable dependiendo de los síntomas:
          * Con predominio de episodios diarreicos.
          * Con predominio de episodio de estreñimiento.
          * Con episodios alternantes diarreicos-estreñimiento. 

CAUSAS DEL COLON IRRITABLE

No hay una causa concreta de este trastorno, sino que más bien se debe a la interacción de distinto aspectos. Los más importantes en este sentido son la alimentación y el estrés. 

LA ALIMENTACION

Quien tenga Colon Irritable es consciente de que hay alimentos concretos que empeoran sus síntomas. Sin embargo, puede que se hagan pruebas de alergia y no presente ninguna de tipo alimentaria. ¿Cuál es la explicación a esto?.
Sencilla, se ha de sustituir el término de ALERGIA por el de INTOLERANCIA ALIMENTICIA. La Alergia es una reacción prácticamente inmediata ante un antígeno que entra en el cuerpo; la Intolerancia alimenticia puede ser una reacción inmediata, a las 2 horas o las 24 horas o 48 horas por poner un ejemplo. La alergia o se tiene o no se tiene; en la intolerancia hay grados léase baja, media o alta y dependiendo de esos grados el cuerpo reaccionará con una intensidad y en un espacio de tiempo. 

Cada persona suele ser intolerante a ciertos alimentos si bien en la siguiente lista se encuentran los que en un mayor porcentaje se asocian a ella:
 El trigo.
 Los productos lácteos.
 Café.
 Cafeína.
 Te.
 Bollería.
 Chocolate.
 Alimentos refinados/procesados.
 Frutas confitadas.
 Bebidas gaseosas.
 Sopas de sobre. 

EL ESTRÉS

El estrés puede afectar a cada persona de forma muy diferente. Algunas personas sufren taquicardias, dificultades respiratorias, ataques de pánico, insomnio… pero en el case de las que padecen de Colon Irritable su punto débil son los intestinos, de hecho podemos decir que el intestino es la “ Caja de Resonancia” de nuestro cerebro 

TRATAMIENTO
 
En lo referente a la ALIMENTACIÓN:
 
El aparato digestivo tiene como funciones más destacadas las de digerir y asimilar los nutrientes presentes en los alimentos ingeridos. Por muy buena que fuera nuestra alimentación es imposible que nuestra salud sea óptima si estos procesos no se producen de forma eficaz. Para ayudar en el proceso digestivo se han seguir las siguientes indicaciones: 

1. Reducir o a ser posible evitar el consumo de los siguientes alimentos ya que son difícilmente digeribles por el organismo:
o Azúcar blanca.
o Cafeína.
o Exceso de grasas en una sola comida (ej. Fritos)
o Productos lácteos y trigo de ser alérgico o presentar intolerancia.
o Bebidas Gaseosas
o Colorantes, conservantes y aromas artificiales (lo que reconozco que es prácticamente misión imposible).
 
2. Toma de suplementos dietéticos: Promueven las diferentes funciones del sistema digestivo y nos ayudan a suplir posibles carencias de nutrientes 

En lo referente al Estrés

1. Aprendizaje de técnicas de relajación 

2. Realización de ejercicio físico: El ejercicio físico es una potente arma contra el estrés si bien para que esto sea así hay que hacerse desde la siguiente óptica:
o Se trata de hacer ejercicio físico agradable tal como andar, montar en bicicleta,… no de ganar una olimpiada.
o Lo adecuado sería dedicarle 30-40 minutos 3-4 veces por semana. NO VALE hacer en un día 5 horas y no volver hacer nada en un mes, siendo esto también perjudicial.
o Que la actividad elegida sea de su agrado, porque difícilmente se persevera en algo que no agrada.
o Consultar con su médico para que le aconseje antes de comenzar cualquier rutina de ejercicio. 

3. Apoyo psicológico: Mejorar la autoestima, la confianza en uno mismo, tener alguien con quien compartir los síntomas y preocupaciones.
 
4. Diversión: Bailar, reír, ver una buena película, un buen masaje, una buena ducha,… es un gran antídoto contra el estrés y un homenaje a uno mismo. 

Probióticos

Los probióticos son bacterias vivas que se administran en cápsulas o en polvo, o incorporadas al yogur. Ayudan a restaurar el equilibrio de la flora intestinal y posiblemente tienen efectos positivos sobre el sistema inmunológico. Aunque muchas bacterias se utilizan como probióticos, ninguna de ellas ha demostrado ser plenamente eficaz contra todos los síntomas del colon irritable. El Lactobacillus plantarum y el B. infantis han mostrado aliviar específicamente algunos síntomas como la diarrea, los gases o la distensión abdominal, aunque solo hay estudios clínicos limitados y casos anecdóticos que demuestra la eficacia de estas bacterias

Otros probióticos estudiados que muestran mayor o menor grado de eficacia son mezclas más o menos complejas (p.ej. la mezcla probiótica conteniendo Lactobacillus rhamnosus GG, L. rhamnosus LC705, Bifidobacterium breve Bb99 y Propionibacterium freudenreichii ssp. shermanii JS). Por el contrario el probiótico Lactobacillus casei GG, es totalmente ineficaz 

Fármacos

El tratamiento farmacológico del colon irritable más frecuente consiste en la administración de fármacos para paliar los síntomas de la enfermedad. Tradicionalmente se han utilizado antiespasmódicos y anticolinérgicos. Estos fármacos actúan bloqueando la despolarización del músculo liso intestinal modulada por la acetilcolina. Los más empleados con la hioscina (en dosis de 0.125 mg por vía oral o sublingual) y la diciclomina . Sin embargo, estos agentes producen reacciones adversas como retención urinaria, visión borrosa, taquicardia y xerostomía.

El dolor abdominal es tratado también mediante la administración de antidepresivos tricíclicos administrados en dosis bajas antes de acostarse. Estos fármacos actúa aumentando el umbral del dolor Entre ellos, los más empleados son la imipramina y la amitriptilina

Los fármacos antidiarreicos incluyen la loperamida , el difenoxilato y el fosfato de codeína. La loperamida es especialmente útil debido a que aumenta el tono del esfínter anal. La codeína es también eficaz, pero su uso continuo puede inducir dependencia.

La simeticona , el carbón activo y la alfa-galactosidasa son eficaces para eliminar los gases y la distensión abdominal.

Entre los laxantes empleados en el síndrome del colon irritable con predominio de la constipación se incluyen el bisacodilo, el polietilenglicol y la senna. Algunos de ellos pueden ocasionar retortijones. Debe evitarse el uso de la lactulosa que produce gases y distensión abdominal.

La cisaprida es un fármaco que actúa como agonista y antagonista de los receptores serotoninérgicos del tracto digestivo , siendo un agonista frente a los receptores 5-HT4 y antagonista de los receptores 5-HT3, promoviendo la propulsión intestinal, ya no se utiliza para el tratamiento del síndrome del colon irritable. Otros fármacos que actúan sobre los receptores serotoninérgicos son el Tegaserod con una eficacia modesta sobre la constipación ,(retirado por la FDA en 2007 por sospecharse que produce un aumento del riesgo cardiovascular) y el alosetrón, un bloqueante del receptor 5-HT3, un receptor que produce las contracciones intestinales cuando se une a él la serotonina. El alosetrón , previene las contracciones intestinales y la sensibilidad gastrointestinal de los pacientes con el síndrome del colon irritable. Sin embargo, el uso de esta fármaco ha sido limitado a casos extremos del síndrome del colon irritable de componente diarreico ya que se han descrito casos graves de diarrea isquémica y de constipación que han requerido la hospitalización

La lubiprostona es un activador de los canales de cloro que estimula la secreción de fluidos intestinales reduciendo la consistencia de las heces. Es utilizado en el tratamiento de la constipación idiopática. Una serie limitada de estudios clínicos mostraría que este fármaco sería parcialmente eficaz en dosis de 0.024 mg dos veces al día con las comidas en el tratamiento del síndrome del colon irritable caracterizado por constipación