Jueves 24 Julio 2014

Digestivo

Fisura y fístula anal

Escuela de Salud

La fisura anal es una úlcera, como una herida, en forma de línea que se produce en el ano, en su tejido epitelial, localizándose cerca del margen del ano.

imprimir aumentar letra disminuir letra
Noticias
¿Qué es una fisura anal?

La fisura anal es una úlcera, como una herida, en forma de línea que se produce en el ano, en su tejido epitelial, localizándose cerca del margen del ano.

¿Qué causa esta fisura? La causa más frecuente de producción de fisuras anales es el estreñimiento y segundo lugar la existencia de heces voluminosas y duras. Son muy frecuentes en las mujeres antes y después del parto.

Otras causas menos frecuentes son: hemorroides, enfermedad de Crohn, cirugía del recto previa, y tumores malignos del ano.

¿Cuáles son los síntomas que produce una fisura anal?

El paciente generalmente se queja de dolor como síntoma principal. Es un dolor intenso que se produce en el acto de la defecación, dura varias horas y produce escasa hemorragia a diferencia de las hemorroides.

¿Cómo se llega al diagnóstico? El diagnóstico es sencillo, no se necesitan grandes y especiales exploraciones para ello. Suele bastar con una inspección ocular. El paciente debe desnudarse de cintura para abajo, una vez echado en la camilla, abriendo y levantando bien las piernas, inspeccionamos la zona del ano y observamos, en el 98% de los casos, sobre el margen anal posterior, la ulceración que generalmente está acompañada de una hemorroide. La exploración debe ser cuidadosa por el dolor que puede producir al hacer el tacto rectal, señal de que la fisura esta justo en la zona de más dolor.

¿Cuál es el tratamiento más adecuado? En el 85% de los casos el tratamiento es sencillo, cicatrizando bien la fisura anal:

Aplicar pomadas locales con corticoides y anestésico

Baños de asiento con agua templada.

A veces necesitaremos un laxante suave para romper el círculo vicioso: estreñimiento- fisura- dolor- estreñimiento.

En muy pocos casos necesitaremos de un tratamiento quirúrgico: Cuando se cronifica la fisura será necesario una esfinterectomía interna lateral, que consiste en la dilatación del esfínter anal.

¿Cómo evitamos las fisuras anales?

Principalmente hay que evitar el estreñimiento, por ello debemos recomendar a los pacientes que cuando comiencen con síntomas de estreñimiento no utilicen laxantes, pues al abusar de ellos durante años, se pierde el reflejo de la deposición y el estreñimiento se cronifica. Será fundamental una dieta con fibra, no aguantarse cuando está activado el reflejo de la deposición, ejercicio suave, no estar mucho tiempo sentado y beber abundante agua.

Consulta médica

La fisura anal no es una patología grave sino simplemente dolorosa, que requiere escasas y sencillas exploraciones para llegar al diagnóstico. Es importante tratar el dolor y, sobre todo el estreñimiento así como no abusar de los laxantes.

¿Qué es una fístula anal? La fístula anal es un absceso (como un grano infectado y lleno de pus),que se inicia generalmente en las glándulas que hay en el interior del ano, formando un trayecto que llega hasta la piel que está alrededor del mismo. 

¿Qué da lugar a una fístula anal? Las fístulas las clasificamos como simples o complejas:

Fístulas complejas: Están producidas por enfermedades como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Estas enfermedades afectan a todo el aparato digestivo con lo que las fístulas simplemente son una manifestación más de estas patologías.

Fístulas simples: Son las más frecuentes (90%). No está muy clara la causa y según donde esté localizada se clasifican en supraesfintéricas, extraesfintéricas, etc. 

¿Qué síntomas producen las fístulas? El paciente comenta generalmente, una historia previa de abscesos anales y que frecuentemente mancha la ropa interior con supuración o pus que contiene también sangre. También se queja de escozor y picor anal.

¿Cómo se llega al diagnóstico? Igual que las fisuras, la fístula se suele diagnosticar simplemente al inspeccionar la zona anal del paciente. Veremos uno o varios orificios con tejido de granulación por donde sale la secreción.

¿Cómo se tratan las fístulas anales?

Suelen necesitar un tratamiento quirúrgico, con apertura del trayecto, cura local y cicatrización, evitando posibles complicaciones como la incontinencia y las deformidades de la zona.

¿Pueden prevenirse las fístulas?

Es importante una buena higiene y limpieza de la zona anal así como evitar el estreñimiento. Fundamental es no demorar la visita al médico antes de que el trayecto fistuloso se agrande y que el tratamiento quirúrgico sea más complicado

Enviar a un amigo







Enviar

Imprimir

Logotipo Cope Liderdoctor GerHogar