Se trata de un problema de salud bastante común en el anciano.
Genera importantes repercusiones que influyen considerablemente sobre la calidad de vida.
En el año 2000 todavía sigue siendo un problema "oculto" .

Decálogo de la incontinencia urinaria

Se trata de un problema de salud bastante común en el anciano.

Genera importantes repercusiones que influyen considerablemente sobre la calidad de vida.

En el año 2000 todavía sigue siendo un problema "oculto"

No se puede seguir pensando que la incontinencia aparece como consecuencia directa del envejecimiento.

Lo razonable es considerar a la incontinencia como un síntoma de que algún sistema de nuestro organismo falla.

La incontinencia urinaria del anciano puede obedecer a diferentes causas, unas más simples y evidentes y otras más complejas.

Muchos profesionales sanitarios no han recibido una adecuada formación en este tema.

Todo paciente con incontinencia tiene derecho a ser adecuadamente valorado y tratado.

Existen posibilidades reales de curación ó de mejoría.

No sufra en silencio este problema de salud, y si padece incontinencia de orina consulte a su médico de cabecera lo antes posible.

Ejercicios del suelo pélvico: ( llamados también ejercicios de Kegel)

Pretenden reforzar la musculatura que está situada alrededor de la uretra, así como los músculos del suelo de la pelvis, los cuales mantienen a una serie de vísceras dentro del abdomen (uretra, vejiga, vagina, recto).

Estos ejercicios han demostrado ser muy útiles en la incontinencia de esfuerzo, aunque también se han comunicado resultados positivos en otros tipos de incontinencia (hiperactividad vesical y formas mixtas de esfuerzo e hiperactividad. No obstante, hay que destacar que el periodo de tiempo necesario para que aparezcan sus resultados puede ser largo (8-12 semanas).

Existen diversas modalidades de esta técnica (interrupción del chorro de la orina, realización mediante tacto vaginal ó rectal). La técnica más extendida es la interrupción del chorro de la orina, aunque se puede efectuar también sin relación con la micción. Asimismo puede utilizarse algún material, como por ejemplo los conos vaginales, para que el ejercicio sea más cómodo y se facilite así su cumplimiento.

El mecanismo por el cual son eficaces está basado en la contracción y relajación de la musculatura del suelo pélvico, produce una mayor presión de cierre uretral, evitándose ó disminuyendo los escapes de orina con las situaciones de esfuerzo.

– 1º punto: es muy importante que el paciente identifique bien los músculos que van a participar en estos ejercicios (los mismos músculos que ayudan a retener el gas dentro del intestino ó impedir los movimientos de los intestinos ó la salida de las heces en caso de sufrir un retortijón). A veces, mientras se lleva a cabo la exploración pélvica ó rectal, se puede ensayar estas contracciones y de esta forma se facilita su entendimiento.

Se recomiendan al menos tres sesiones de ejercicios (mañana, tarde, y antes acostarse), durante las cuales el paciente efectuará unas 15 ó 20 contracciones de los músculos del suelo pélvico, manteniendo relajada la musculatura abdominal y de las piernas. Es muy importante que se procure mantener la contracción del músculo unos 10 segundos, y posteriormente relajarlo otros 10 segundos.

En el caso de la mujer, se recomendará que esté sentada en el retrete y con las piernas abiertas al máximo, mientras que en el caso del varón, la interrupción de la micción se efectuará estando de pié. No obstante, en los dos sexos se pueden efectuar tanto de pié como tumbados, e incluso fuera de las micciones.

– 3º punto: es interesante comprobar la comprensión y el cumplimiento de los ejercicios mediante revisiones periódicas con su médico ó personal de enfermería, valorándose cómo se realizan los ejercicios y cómo se van reforzando los músculos responsables de estas contracciones. Es importante recordar que la mejoría empezará a notarse una vez transcurridas dos semanas de los ejercicios del suelo pélvico, y se deben realizar al menos 6 semanas de este tratamiento, aunque es ocasiones es necesario continuarlos de forma indefinida.