La menopausia es el cese definitivo de la función ovárica que, externamente, se traduce en la desaparición de las reglas y suele presentarse alrededor de los 50 años.

¿QUÉ ES LA MENOPAUSIA?

La menopausia es el cese definitivo de la función ovárica que, externamente, se traduce en la desaparición de las reglas y suele presentarse alrededor de los 50 años.

Esta etapa biológica en la vida de la mujer suele afrontarse con un cierto temor y ansiedad debido a la abundante información, carente, en la mayoría de los casos, de base científica.

Hay que distinguir claramente la menopausia del climaterio. La menopausia sólo es un signo si bien, el más llamativo, de ese período.

EL CLIMATERIO

Se llama así al período de transición paulatina del estado fértil al no reproductor. Este período abarca las siguientes fases:

A) PERIMENOPAUSIA: Período que precede a la menopausia. Puede durar meses o años y se caracteriza por las alteraciones del ciclo menstrual.
B) MENOPAUSIA: Desaparición definitiva de las reglas.

C) POSTMENOPAUSIA: Período posterior a la menopausia en el cual aparecen síntomas atribuibles a la falta de las hormonas.

¿COMO PODEMOS ENTONCES SI UNA MUJER ESTA EN MENOPAUSIA?

Tan sólo los análisis de sangre para valorar las hormonas, nos indicarán en que punto nos encontramos.

Diversos estudios han demostrado que la falta de hormonas comporta signos y síntomas, mas o menos intensos, sobre todo el organismo y afectan a casi todas las mujeres en distinto grado.

Más del 75% de la población en menopausia padecerá uno o más síntomas, desagradables, que llegarán a inquietarlas, y el 25% restante aunque no acusen ninguna molestia, tambien pueden verse afectadas.

Hay que señalar que la repercusión del déficit hormonal (hipoestronismo) sobre el organismo es variable según los órganos a los que va a afectar, instaurándose de forma paulatina sobre algunos de ellos.

¿QUÉ PROBLEMAS SE DERIVAN DE LA MENOPAUSIA?

Con la menopausia se produce una disminución de las hormonas femeninas, estrógenos y progesterona, que repercute en todo el organismo. Estas repercusiones no son bruscas sino que van apareciendo en el período postmenopáusico de forma solapada y con distinta intensidad en cada mujer.

Los síntomas característicos de la falta de hormonas son:

Sofocaciones 

Sudoraciones abundantes, especialmente durante la noche, que impiden dormir profunda y relajadamente.

Sensación de "distracción" y pérdida de la capacidad de concentración.

Depresión y pérdida de ilusión.

Dolor durante la relación sexual y sequedad vaginal.

Micciones frecuentes y con poca cantidad de orina.

Los problemas más serios aparecen a largo plazo, aproximadamente 10 años después de producirse la menopausia. Entre ellos cabe destacar la osteoporosis y las enfermedades de tipo vascular.
La osteoporosis consiste en la pérdida paulatina de calcio en los huesos. En el inicio de la enfermedad se producer dolores óseos y, a medida que ésta progresa, se puede apreciar una disiminución de la estatura y una acentuada tendencia a sufrir fractures.

Las enfermedades de tipo vascular son otro de los riesgos que la mujer debe afrontar con mayor frecuencia después de la menopausia.

La incidencia de enfermedades como infarto y angina de pecho, que en la mujer es menor que en el hombre, se iguala después de la menopausia. Esto es debido a la falta de hormonas, concretamente la falta de estrógeno, ya que esta carencia origina un aumento de colesterol, diabetes, obesidad y tension arterial, factores todos ellos nefastos para el corazón.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA EVITAR ESTOS PROBLEMAS? 

Cada día podemos hacer mas sobre la paciente menopausica, de tal forma que debemos de actuar ya dando calidad de vida, Calidad de Vida significa actuar sobre tres aspectos:
1) Curar. En este sentido hemos de actuar sobre
a. Sofocos
b. Insomnio
c. Depresión

2) Mejorar; actuando sobre:
a. Instinto sexual
b. Aspecto físico
c. Estado de la piel

3) Prevenir
a. Osteoporosis
b. Enfermedad Coronaria

Dentro del mundo farmacológico y preventivo disponemos de  dos lineas de acción complementarias para evitar las repercusiones de la menopausia.

1- La densitometría ósea computerizada

Se trata de una prueba sencilla que nos diagnostica de forma segura, rápida y eficaz, la cantidad de masa ósea de que disponen nuestros huesos.
Con este diagnóstico podemos iniciar un tratamiento preventivo adecuado que evite la descalcificación.

2- El tratamiento hormonal sustitutivo
Este tratamiento actúa directamente sobre los problemas concretos:

Evita las sofocaciones y los sudores que impiden dormir. El sueño vuelve a ser profundo y relajante, lo que proporciona una mejora del estado de ánimo.
La piel y las mucosas dejan de ester secas, lo que proporciona de nuevo una relación sexual satisfactoria.

Evita que el hueso continue perdiendo calcio.

Tiene efectos beneficiosos para el corazón por cuanto detiene los problemas derivados de la falta de hormonas.

En contra de lo que comúnmente se piensa, hay que aclarar que este tratamiento hormonal no hace crecer vello ni produce cáncer. Sin embargo, no sodas las mujeres pueden someterse a él. Es necesario hacerse una revisión gineocológica a fin de comprobar que no existe enfermedad alguna en la paciente que desaconseje el citado tratamiento. 

PUNTOS A CUIDAR EN LA MENOPAUSIA

Menopausia y piel
El estado de la piel de una persona va a depender de múltiples factores. Como siempre la herencia desempeña un papel fundamental en el tipo de piel de una persona, sin olvidar la repercusión que tienen sobre ella los factores ambientales como por ejemplo la exposición al sol, el tabaco, el alcohol, etc.
Es evidente que el paso de los años actúa sobre el aspecto de la piel que progresivamente se adelgaza, pierde su textura, se muestra más blanda y áspera y aumenta su transparencia. Pierde humedad y elasticidad, lo que facilita la aparición de arrugas. La circulación de la piel disminuye, y aparecen manchas cuando se rompen los capilares.
Es cierto que nadie ni nada puede evitar las consecuencias del paso de los años sobre la piel; sin embargo, sí se pueden retrasar, y es posible mejorar su estado y los efectos de estas alteraciones. En la actualidad existen muchas cremas que son beneficiosas para la piel porque la hidratan y retrasan la aparición de arrugas. Asimismo atenúan la aparición de las manchas oscuras de tal manera que se consigue frenar, en parte, los efectos de la edad sobre la piel.
La piel es un órgano importante para la acción de los estrógenos, ya que contiene receptores para ellos y puede metabolizar activamente estas hormonas. Los estrógenos aumentan el grosor de la piel y mantienen la humedad y la elasticidad cutáneas. Su ausencia repercute en una mayor sequedad de la piel y facilita la aparición de arrugas. Estos efectos son muy evidentes en las mujeres con menopausia precoz. .

Cuidados del pelo en la menopausia
Aproximadamente a partir de los 40 años de edad el pelo comienza a hacerse más fino y seco. Sin embargo, conviene saber que los efectos severos de caída del pelo (alopecia) suelen deberse, fundamentalmente, a problemas genéticos o a diversas enfermedades.
Pero también es cierto que con el paso de los años se asiste a una progresiva pérdida de pelo. Se estima que cada año son reemplazados aproximadamente 32.000 pelos. A cierta edad, este proceso empieza a enlentecerse, y la consistencia y el color del pelo se alteran.
Pero el buen estado del pelo va a depender de muchos otros factores, como los mencionados antes a propósito de la piel: la herencia, el tipo de dieta, los tintes a los que ha sido sometido, el estrés, el cuidado que ha recibido, etc. Si en una misma persona concurren varios de estos factores lo lógico es que el estado de salud de su pelo no sea el óptimo. Por lo tanto, es importante conocer un serie de reglas básicas para proteger el pelo. A continuación se detallan una serie de recomendaciones elaboradas en nuestro instituto para mantener un pelo adecuado, limpio y sano:
Cuidar el pelo utilizando el corte y color deseado.
Limitar las secadoras y aparatos eléctricos sobre el pelo.
Proteger el pelo del agua de piscina, mar y viento.
Utilizar champús apropiados para tu pelo.
Una buena alimentación sana y equilibrada.
Masajes y deporte aumentan la circulación sanguínea sobre el cuero cabelludo.
Suplementos vitamínicos, minerales sobretodo Vitamina E y Hierro.
Si la caída es importante, acudir a su médico para descartar alguna enfermedad causante de la misma.
A muchas mujeres les preocupan también las canas. El pelo, con la edad, pierde pigmento y, progresivamente, se vuelve gris. Después de los 50 años más de la mitad de la población tiene el pelo gris o blanco. En cualquier caso, la elección del color dependerá del gusto de cada persona, ya que lo más importante es que esté sano. 

Cuidados de las uñas en la menopausia
La queratina es la sustancia básica de las uñas. Éstas crecen de una manera constante siempre que estén sanas. A continuación se enumeran los factores que intervienen en el mantenimiento de unas uñas saludables. Éstas deben mantenerse sanas para conseguir su brillo y consistencia característicos:
Mantenerlas limpias y arregladas.
Limitar la exposición agentes químicos, utilizando guantes.
Mantener una buena nutrición con aportes vitamínicos y minerales correctos.
Realizar ejercicio.
En casos de alteración es importante acudir al médico para descartar una enfermedad responsable.
La anemia, los trastornos del tiroides, las alteraciones de las proteínas, las infecciones por hongos… son afecciones que repercuten negativamente en el estado de las uñas. Cuando una uña está dañada se vuelve frágil y fina y presenta alteraciones de color.

Cuidados de los dientes en la menopausia
Tener unos dientes sanos es importante y proporcionaun beneficio real. Una simple sonrisa muestra la calidad de tus dientes.
El descenso de estrógenos conlleva una serie de modificaciones en las encías, la mucosa bucal y el hueso que sustenta los dientes. Estos cambios pueden hacer perder color a los dientes y alterar su forma; en ocasiones, pueden incluso provocar su caída.
Por lo tanto es vital que se extreme la limpieza bucal durante esta época. En estos últimos años el desarrollo alcanzado en el campo de la cosmética dental (blanqueo de la dentadura, por ejemplo) está ayudando a corregir las alteraciones de los dientes y al mantenimiento de éstos

CONSEJOS GENERALES

Independientemente del tratamiento específico para cada mujer, es aconsejable a nivel general:

– Una dieta rica en productos que contengan calcio.
– Disminuir o suprimir el café, el tabaco y el alcohol.
– Beber diariamente un vaso de agua fluorada.