PROGRAMA DE MENOPAUSIA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID.
Un buen momento para pensar en tí misma.

Un buen momento para pensar en tí misma 

OBJETIVO: Ayudar a las mujeres en esta etapa, mejorando su calidad de vida.
DIRIGIDO A: Las mujeres del Municipio de Madrid entre los 45 y 55 años y a
aquéllas que tienen menopausias precoces o tardías
ACTIVIDADES:
Atención médica:
– Historia clínica con exploración física
– Consulta y exploración ginecológica
– Exploraciones complementarias
(análisis, citología, mamografía,densitometría
y ecografía, si es necesario)
Atención psicosocial por medio de charlas
informativas con discusión en grupo y
relajación

¿DÓNDE SE REALIZA? 

En los Centros Municipales de Salud de:
Arganzuela, Ciudad Lineal, Carabanchel, Centro, Chamberí, Fuencarral, Hortaleza, Latina, Retiro, Tetuán, Usera-Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro, Salamanca, Vallecas.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS MÁS FRECUENTES

¿Qué es la Menopausia?

La menopausia es una etapa más de la vida de la mujer, no una enfermedad, aunque es frecuente que existan alteraciones por las que las mujeres demanden atención médica. Menopausia es la falta de la última regla. Se puede decir que una mujer está en la menopausia cuando ha transcurrido un año sin regla.

¿A qué edad ocurre la menopausia?

Por lo general la menopausia suele presentarse entre los 45 y 55 años.
Si la menopausia aparece antes de los 30 años hablamos de menopausia precoz.
En España la edad media de la menopausia es de 48 años.

¿Por qué se produce la menopausia?

La menopausia se debe a que los ovarios dejan de producir las hormonas sexuales femeninas (estrógenos)
Estas hormonas tienen acciones muy importantes sobre diferentes órganos:
Aparato genital
Hueso
Aparato cardiovascular
Vejiga urinaria
Piel, etc…
Los estrógenos no solo tienen efectos sobre la esfera sexual, si no también sobre muchos otras órganos de la mujer.

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

El cese de la actividad ovárica en la menopausia produce síntomas a corto plazo (sofocos, sudoración, insomnio, etc), a medio ( atrofia vaginal, cutánea, etc.) y a largo plazo (osteoporosis y enfermedad cardiovascular).
Los síntomas a largo plazo son los más importantes para la salud y para los que es necesario realizar actividades de prevención.
La sintomatología menopáusica se puede resumir en la siguiente cuadro:

Síntomas menopáusicos:

VEGETATIVOS METABÓLICOS PSIQUICOS
Sofocos
Osteoporosis
Irritabilidad

Sudoración
Ateromatosis
Ansiedad

Palpitaciones
Atrofia cutánea
Depresión

Cefaleas
Atrofia urogenital
Nerviosismo

Vértigo
Artralgias
Insomnio

Opresión en el pecho
Mialgias
Disminución de líbido

Zumbidos en los oídos
Obesidad
Pérdida de memoria

Hipertensión arterial
Melancolía
Fatiga mental

¿Qué son los sofocos?

Es el síntoma más frecuente de la menopausia y por el que consulta la mayoría de las mujeres.
Se describen como la aparición brusca de calor en la cara y en el cuello que se extiende hacia el tórax y tiene una duración de 30 segundos a 2 minutos, seguidos a veces de sudoración profusa y en ocasiones de cefaleas, vértigos y palpitaciones.
No todas las mujeres tienen sofocos aunque en España alrededor del 80 % los padecen alguna vez.

¿Qué es la Osteoporosis?

Es una enfermedad del metabolismo del hueso, caracterizado por una disminución de la masa ósea y una alteración de su estructura, lo que conlleva una mayor agilidad y la posibilidad de padecer fracturas.
Las fracturas osteoporóticas se producen sobre todo en caderas,vértebras y muñecas.
Las consecuencias de la osteoporosis son muy importantes y representan un grave problema sanitario por su enorme repercusión en la morbi-mortalidad de las mujeres y el elevado coste socio-económico que conllevan.
En España de calculan alrededor de 33.000 fracturas de cadera al año por osteoporosis.

¿La Menopausia tiene tratamiento?

La terapia hormonal sustitutiva es la administración exógena de hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progestágenos ) para suplir la deficiencia de éstas cuando el ovario deja de producirlas en la menopausia. El tratamiento con estrógenos se ha demostrado altamente eficaz en la prevención de la osteoporosis y cardiopatía isquémica y también en la mayoría de los síntomas de la menopausia a corto y medio plazo. La vía de administración puede ser por vía sublingual, por vía percutánea, subcutánea, por vía vaginal, anillos vaginales, parches transdérmicos y spray nasal.
En los últimos años se ha extendido mucho el empleo de los gestágenos combinados con estrógenos para el tratamiento de la menopausia. La adición de un gestágeno protege del cáncer de útero con un efecto protector sobre el endometrio mayor que en la población no tratada con terapia hormonal sustitutiva. La indicación de este tratamiento será de carácter individual. También será individual la vía de administración. El tratamiento debe mantenerse mientras el beneficio obtenido por la mujer con la prolongación del tratamiento sea superior al riesgo potencial que pueda derivarse de su administración.
Antes de iniciar el tratamiento hormonal sustitutivo son necesarias una serie de pruebas como: historia clínica completa, exploración ginecológica, citología analítica (hemograma, bioquímica elemental, lipidograma) mamografía, densitometría ( según criterio médico), ecografía (según criterio médico). Una vez analizados estos resultados se prescribe la terapia hormonal sustitutiva si no existe contraindicación para ello y es aceptada por la mujer. La paciente será revisada a los 6 meses por valorar el tratamiento y la mayoría de las pruebas descritas se repetirán al año.

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

La prevención primaria es el método más eficaz para la reducción del impacto de la osteoporosis. La prevención debería empezar en la adolescencia. Esto significa que hay que persuadir a la mujer adulta para que su dieta proporcione al menos 800 mg de calcio al día, de modo que su pico de masa ósea sea el máximo posible.
El mayor aporte de calcio en la dieta se obtiene de la leche y sus derivados (yogourt, queso, leche condensada); peces pequeños (arenque, sardina, boquerones, salmón, caballa; bacalao, besugo…); almendras y avellanas. El pico de masa ósea se consigue a los 35 años.
No solo la dieta es importante sino que la realización de ejercicio físico en todas las edades de la vida es un factor protector del hueso.
En el mundo actual, salvo que haya razones para negar el tratamiento con estrógenos y progesterona a las mujeres postmenopúsicas, la terapia hormonal sustitutiva es la alternativa preferida para prevenir la osteoporosis desde el punto de vista de la salud.
Las otras posibilidades de que se disponen en el momento actual son el alendronato, bifosfonatos, raloxifeno, calcitonina,calcio y la vitamina D. La prescripción de este tratamiento deberá ser siempre prescrita por el médico.

¿Se debe acudir el médico en la menopausia? ¿A que Centros?

La diversidad de síntomas y trastornos que produce la menopausia es muy grande y esto exige que se acuda a centros especializados como los Centros Municipales de Salud donde se realiza un Programa específico para la menopausia.
En dicho Programa existe una atención integral a la mujer menopáusica con médicos, ginecólogos, radiólogos, analistas, A.T.S. y trabajador social. Así mismo en el Programa de Menopausia se dispone de procedimientos diagnósticos avanzados como denstometrías, mamografías, análisis, etc.

Como prevenir la enfermedad cardiovascular

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en mujeres después de la menopausia en el Occidente industrializado.
Los estudios epidemiológicos han demostrado que el tratamiento con estrógenos después de la menopausia reduce de forma significativa la tasa de mortalidad por enfermedad cardiovascular, reduciendo de forma significativa el grado de ateromatosis coronaria.
El origen de esta acción protectora parece hallarse en el efecto positivo que los estrógenos tienen sobre el metabolismo de los lípidos o grasa