Es la disminución de la concentración de hemoglobina en sangre. Este parámetro no es un valor fijo sino que depende de varios factores tales como edad, sexo y ciertas circunstancias especiales tales como el embarazo.
Los glóbulos rojos son las células sanguíneas que contienen en su interior la hemoglobina. Los glóbulos rojos son los principales portadores de oxígeno a las células y tejidos del cuerpo. Tienen una forma bicóncava para adaptarse a una mayor superficie de intercambio de oxígeno por dióxido de carbono en los tejidos. Además su membrana es flexible lo que permite a los glóbulos rojos atravesar los más estrechos capilares.

¿QUE ES LA HEMOGLOBINA?
La hemoglobina (Hb) es una heteroproteína de la sangre, de color rojo característico, que transporta el oxígeno desde los órganos respiratorios hasta los tejidos, en mamíferos, ovíparos y otros animales.
Cuando la hemoglobina está unida al oxígeno, se denomina oxihemoglobina o hemoglobina oxigenada, dando el aspecto rojo o escarlata intenso característico de la sangre arterial. Cuando pierde el oxígeno, se denomina hemoglobina reducida, y presenta el color rojo oscuro o bordó de la sangre venosa (se manifiesta clínicamente por cianosis).

¿CUÁNDO TENEMOS ANEMIA?
Según la OMS se acepta que existe anemia cuando la concentración de hemoglobina en sangre es inferior a los siguientes valores:
Niños de 6 meses a 6 años 11 gr./dl
Niños de 6 a 14 años 12 gr./dl
Varones adultos 13 gr./dl
Mujer adulta, no embarazada 12 gr./dl
Mujer adulta, embarazada 11 gr./dl 

¿CLASIFICACION DE LAS ANEMIAS?
La anemia puede ser debida a diferentes causas y estas se relacionan muy bien con las variaciones de forma y tamaño de los Glóbulos Rojos (G.R.). Este tamaño es diferente según la causa productora de la anemia. El tamaño de los G.R. viene determinado por un parámetro analítico llamado Volumen Corpuscular Medio (VCM) y que permite clasificar a las anemias en:
A) Anemia microcítica (VCM < 80 fl)
• Anemia ferropénica. Por falta de hierro
• Hemoglobinopatías: Talasemia minor.
• Anemia secundaria a enfermedad crónica.
• Anemia sideroblástica.
B) Anemia normocítica (VCM 80 – 100 fl)
• Anemias hemolíticas.
• Aplasia medular.
• Invasión medular.
• Anemia secundaria a enfermedad crónica.
• Sangrado agudo.
C) Anemia macrocítica (VCM > 100 fl)
• 1) HEMATOLÓGICAS.
• Anemias megaloblásticas.
• Anemias aplásicas.
• Anemias hemolíticas. (Crisis reticulocitaria).
• Síndromes mielodisplásicos.
• 2) NO HEMATOLÓGICAS.
• Abuso consumo alcohol.
• Hepatopatía crónica.
• Hipotiroidismo.
• Hipoxia. 

¿CUÁLES SON LOS SINTOMAS DE LA ANEMIA?
La anemia produce en el organismo una serie de trastornos de tipo general que no coinciden con una enfermedad concreta y que se podrían resumir en la siguiente tabla:
• Manifestaciones generales.
• Cansancio.
• Disminución del deseo sexual.
• Manifestaciones cardio – circulatorias.
• Palpitaciones.
• Fatiga tras el esfuerzo.
• Tensión baja.
• Inflamación en los tobillos.
• Manifestaciones neurológicas.
• Dolor de cabeza.
• Mareo, vértigo.
• Somnolencia, confusión, irritabilidad.
• Ruidos en los oídos.
• Manifestaciones ginecológicas.
• Alteraciones menstruales.
• Manifestaciones en la piel.
• Palidez.
• Fragilidad en las uñas.
• Caída del cabello.
• En casos graves y/o agudos.
• Piel fría y húmeda.
• Disminución del volumen de orina.
• Dolor en el pecho (ángor).
• Otros síntomas y signos específicos según el tipo de anemia y/o factor causal.

DESCRIPCION DE LAS PRINCIPALES ANEMIAS 

ANEMIAS FERROPÉNICAS:
Se trata de una anemia por falta de hierro. Esta falta de hierro puede ser originada por:
• Aumento de las perdidas de sangre:
Regla abundante, sangrado digestivo, sangre en orina, etc.
• Aumento de las necesidades:
Hay circunstancias pasajeras en las que el organismo necesita un mayor aporte de hierro y, sin embargo, éste no aumenta en la dieta: Embarazo, lactancia, crecimiento etc.
• Disminución en la absorción intestinal:
Operados de estómago, diarrea y otras enfermedades del aparato digestivo.
• Alimentación escasa:
Leche sin suplementos, dieta pobre en proteínas (carne, pescado etc.). 

TALASEMIAS (Hemoglobinopatías)
Es una forma de anemia originada porque la hemoglobina es defectuosa y, por tanto, no cumple su función que es la de transportar el oxígeno. Es una enfermedad hereditaria y se debe a un trastorno genético.
 
ANEMIA SECUNDARIA A ENFERMEDAD CRÓNICA
La anemia está provocada por una enfermedad preexistente de tipo crónico a nivel digestivo, renal, etc. 

ANEMIA HEMOLÍTICA
Es la producida por un trastorno inmunológico que da como resultado la creación de células semejantes a los Glóbulos Rojos que compiten con estos, bien destruyéndolos o bien suplantando su función.
Ejemplos: Transfusiones de sangre no compatible, sustancias tóxicas, etc. 

APLASIA MEDULAR
Trastorno de la médula que origina una alteración en el proceso de formación de los Glóbulos Rojos haciendo que éstos presenten formas inmaduras y tengan, por tanto, su función alterada. 

ANEMIA MEGALOBLÁSTICA
Se produce por la falta de uno o dos de los elementos que intervienen en la formación de los Glóbulos Rojos: el ácido fólico y la vitamina B12.
Como en el caso anterior, la falta de estos elementos está originada bien por un déficit de los alimentos que los poseen o bien por una pérdida debida a trastornos digestivos.

LA ALIMENTACIÓN EN LA ANEMIA 

Alimentos ricos en hierro 
las carnes rojas, la carne de pavo, la carne de conejo, el huevo, la sardina, la levadura de cerveza, los pescados, las legumbres, los frutos secos, el cacao, las espinacas, las acelgas, la lombarda y el perejil. Para lograr una óptima absorción del hierro en los alimentos es conveniente combinar en un mismo plato una carne o un pescado con un alimento vegetal también rico en hierro (legumbres, espinacas, perejil…).
También es muy beneficioso incorporar en la comida una fuente fresca de vitamina C, ya sea bebiendo un zumo de naranja recién preparado o rociando la carne y pescado con limón, o añadiendo perejil picado.
La vitamina C ayuda a asimilar el hierro. Por contra, hay que evitar el consumo de té y vinagre, y también los alimentos muy ricos en fibra. Un ejemplo de plato muy rico en hierro es son las almejas o mejillones al vapor rociados con limón.
Entre los principales alimentos ricos en hierro tenemos:
– Alimentos animales: el hígado, la carne roja, el pescado azul y los mariscos.
– Alimentos vegetales : legumbres, verduras verdes y cereales integrales.
Tipos de hierro
El hierro procedente de fuentes animales se absorbe con más facilidad que el procede de fuentes vegetales. Mientras el hierro " hemo " , procedente de las carnes, se absorbe en un 30 %, el hierro " no hemo ", procedente de los vegetales, se absorbe tan solo en un 10 %. Sin embargo, se ha comprobado que la vitamina C ayuda a mejorar la absorción del hierro que procede de fuentes vegetales. Por lo tanto, comer alimentos ricos en vitamina C ayudara a absorber más hierro de los alimentos. Los nutriólogos recomiendan que se debería comer un mínimo de 75 mg de vitamina C en cada comida ( 75 mg de vitamina C se encuentran, por ejemplo, en una taza de jugo de naranja, de piña o de papaya, en una taza de col o de fresas. Es conveniente en los vegetarianos acompañar las comidas con ensaladas de tomate, comer pepino crudo, dátiles, cítricos o alimentos del grupo de las coles)
Se aconseja a los vegetarianos estrictos cocinar con utensilios de hierro fundido, Cocinar alimentos ácidos en estos utensilios ayuda a disolver el hierro e incorporarlo a la dieta. Los alimentos ácidos son también muy interesantes
Aunque no exista deficiencia de hierro, La falta de algunas vitaminas impide la absorción de hierro, tal como ocurre con la vitamina B12 y el ácido fólico. Por lo tanto comer alimentos ricos en vitamina B12 o ácido fólico será una una manera de prevenir la anemia. 

Principales alimentos ricos en hierro
– Alimentos animales: el hígado, la carne roja, el pescado azul y los mariscos.
– Alimentos vegetales : legumbres, verduras verdes y cereales integrales.
Alimentos que contienen mucho hierro:
Entre los alimentos con hierro destacaremos:
Hígado: Hígado de pollo, de ternera, de cerdo de pavo, de cordero, etc. Patés confeccionados con hígado.
Carne: roja especialmente ternera y en menor proporcion la carne de pavo y de cerdo
Frutos secos y frutas deshidratas: almendras, nueces, pasas, avellanas, pistachos, pipas de girasol, etc
Legumbres; especialmente los garbanzos, los frijoles, las lentejas, las habas, los guisantes, la soja, etc.
Verduras verdes : espinacas, coles, coles de Bruselas, bróculi, acelgas,
Cereales: Especialmente los cereales preparados para el desayuno que contienen hierro añadido. Los cereales integrales son muy ricos en hierro, como la avena, la cebada, el arroz, el trigo, etc.
Melaza negra
Chocolate
Aceitunas
Frutos deshidratados: ciruelas, pasas, dátiles, albaricoques, etc.
Patatas al horno
Mariscos: calamares, mejillones, almejas, langostinos, gambas, cigalas, bogavantes, ostras, caracoles, etc 
EJEMPLO DE ALIMENTOS CON 2mg DE HIERRO
     * Pistachos: (14 gr)
     * Anacardos tostados: ( 32 gr)
     * Lentejas (57 gr)
     * Albaricoques secos: (59 gr)
     * Pan integral: ( 74gr)
     * Garbanzos hervidos: (95 gr) 
     * Espinas: (125 gr)

Alimentos ricos en vitamina B12

_ Alimentos de origen animal como el hígado, la carne y ciertos pescados. También la leche y sus derivados.
– Los alimentos vegetales contienen muy poca cantidad, a no ser que se les haya añadido esta vitamina.
– Entre los alimentos ricos en ácido fólico tenemos:
– Alimentos animales: hay pocos alimentos que contengan esta vitamina si exceptuamos el hígado.
– Alimentos vegetales: entre estos hay que mencionar las legumbres, los cereales integrales, las verduras de hoja verde y ciertas frutas.
Alimentos que contienen mucho ácido fólico:
Hígado: Hígado de pollo, de ternera, y de pavo. Patés confeccionados con hígado.
Legumbres; especialmente los garbanzos, los frijoles o judías secas ( cualquier variedad) , las lentejas, las habas, los guisantes, la soja, etc.
Verduras verdes : espinacas, coles, coles de Bruselas, bróculi, acelgas, endivias, lechuga,
Cereales:cereales integrales y derivados integrales (avena, arroz, maíz, germen de trigo, pan integral) Cereales no integrales y derivados con ácido fólico añadido.
Frutas: Melón, Aguacate, naranja, plátano
Espárragos

Alimentos " malos" para la anemia 

Hay ciertos alimentos que no resultan aconsejables para la anemia porque interfieren en la absorción del hierro.
Los taninos ¿ Es bueno el té para la anemia ?
Aunque el té, especialmente el te verde, sea una de las plantas con más contenido en hierro, la presencia de taninos , que bloquean la absorción de hierro, hace que esta planta no sea adecuada, sino más bien perjudicial para los enfermos de anemia. Otras plantas no adecuadas por su contenido en taninos son, por ejemplo: café, tomillo, uva de oso, salvia, lentisco, salicaria, poleo o la rosa canina.
No se deben beber infusiones de estas plantas durante las comidas si se presentan niveles bajos de hierro. Es mejor dejar pasar una hora después de comer antes de beberlas.
La leche y sus derivados bloquean la absorción de hierro vegetal ( hierro no hemático) aunque no bloquean el hierro procedente de alimentos de procedencia animal ( hierro hemático) Mejor tomar la leche fuera de las comidas.
Con respecto a los cereales integrales y a las legumbres, algunos nutriólogos consideran que estos alimentos, aunque son ricos en hierro, contienen fibras y fitatos que inhiben la absorción del mismo. Otros opinan que, aunque puedan inhibir algo de hierro, aportan mucho ácido fólico y vitamina B12 y no deberían dejar de comerse. 

UN EJEMPLO CULINARIO PARA LA ANEMIA

FILETE DE HIGADO A LA LYONESA

Se trata de  un plato delicioso, que aporta 13, 11 mg de hierro por porción.
Ingredientes para 4 personas
500 gr de filetes de hígado
100 gr de cebolla
200 gr de patatas
Aceite de oliva
Sal y pimienta a gusto
Preparación
Limpia los filetes de hígado y sazónalos con sal y pimienta.
En una sartén ponemos el aceite de oliva virgen y cuando esté caliente cocina los filetes. A la mitad de la cocción añade la cebolla picada en juliana y cocina todo por 10 minutos más.
Mientras tanto cocina las patatas cortadas en rodajas con abundante agua salada. Cuando estén al punto las escurres.
Sirve en una fuente los filetes con su salsa de cebollas y las patatas hervidas.