Alimentos recomendados; alimentos permitidos y alimentos prohibidos.

ALIMENTOS RECOMENDADOS

Frutas: Son más beneficiosas consumidas en el desayuno. También pueden consumirse en zumos y, en general como postres saludables.
Verduras y vegetales: Todos, porque son el pilar de una alimentación sana.
Aceite de oliva virgen: Por sus características antioxidantes y por su demostrada contribución al control y reducción del colesterol malo, es imprescindible para el corazón.
Alimentos integrales: Desde el pan a los cereales, pasando por las pastas y los arroces, todos los alimentos integrales aportan más fibra y son más saludables.
Pescado: Todos, especialmente el azul, la sardina, la caballa, el atún, los boquerones, el salmón o la trucha. Los pescados azules nos aportan grasas poliinsaturadas que contribuyen al control del colesterol. La pirámide alimenticia recomienda consumirlos al menos tres veces por semana.
Aves: Todas las carnes blancas, pollo y pavo fundamentalmente.
Leche: Nos ayuda a completar nuestras necesidades de calcio, pero es recomendable consumirla descremada.
Vino tinto: Tomar una copa de vino tinto en las comidas contribuye a mejorar, según los últimos estudios, la salud cardiovascular, gracias a los antioxidantes y taninos que contiene.

ALIMENTOS PERMITIDOS

Carnes rojas: Todas las carnes rojas eliminándoles la grasa que puedan contener y reduciendo su consumo a 250 gramos por día. Los productos ibéricos están especialmente permitidos por su contenido en grasa poliinsaturada.
Huevos: Se pueden consumir hasta tres veces por semana.
Postres y golosinas: Helados sin azúcar, galletas y postres bajos en grasas, a ser posible sin azúcar y con aportes de fibra, se pueden consumir con moderación.
Sal: Consumirla con mucha moderación porque su consumo excesivo provoca hipertensión y se convierte en uno de los grandes enemigos del corazón. Para dar sabor a los alimentos, en vez de cargar en la sal, se pueden utilizar especias como la cebolla, el ajo, el vinagre o el limón.

PROHIBIDOS

Alimentos precocinados: En general es difícil controlar exactamente su composición. Si no se pueden evitar, es importante leer las etiquetas y comprobar que no llevan grasas no recomendadas, ni exceso de azúcar o sodio.
Azúcar: Conviene eliminar el refinado y utilizar, moderadamente, el azúcar moreno o de caña.
Alimentos prohibidos especialmente: El cerdo, fiambres, embutidos, salchichas, tocino, cordero, hamburguesas, leche entera, mantequilla, nata, grasa animal, aceites de coco y palma, mayonesa, hígado, riñones, sesos y mollejas, están especialmente prohibidos en una dieta cardiosaludable.