MADRID, (EUROPA PRESS) Los expertos esperan que dentro de 15 ó 20 años las personas con perfil de riesgo de Alzheimer puedan conocer si finalmente desarrollarán esta enfermedad, incluso varios años antes de los primeros síntomas. ste es uno de los objetivos clave de la investigación con tomografía por emisión de positrones (PET) junto con el desarrollo de un fármaco capaz de frenar el avance de la enfermedad; uno de los retos más importantes en neurociencias, según un comunicado de Corporaci Sanitaria.

El responsable médico asistencial del Instituto de Alta Tecnología (IAT), Carlos Trampal, dijo, en el X Simposio Internacional en Diagnóstico por la Imagen, celebrado recientemente, que "esto supondrá a corto plazo una revolución en el diagnóstico y la evaluación de los tratamientos" y añadió que "si se consiguiera retrasar en sólo 5 años el inicio de los síntomas, el número de enfermos con Alzheimer que actualmente hay en España quedarían reducidos a la mitad, así como el coste sanitario y la carga de dependencia que esta patología supone". Asimismo, en relación a los fármacos capaces de detener la enfermedad de Alzheimer, se están llevando a cabo estudios para el desarrollo de nuevos medicamentos. Pero hasta entonces, el doctor Trampal declaró que "el objetivo a medio plazo es la obtención de nuevos fármacos que ayuden, si no a curar la enfermedad por completo, al menos a hacer más lento su avance y a alargar las fases menos graves del Alzheimer". Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 25 millones de personas en todo el mundo padecen la enfermedad de Alzheimer; unas 600.000 en España. Estos datos convierten al Alzheimer en la primera causa de demencia en los países desarrollados, y los expertos afirman que será la enfermedad más importante del siglo XXI, por delante del sida, el cáncer y las dolencias cardiovasculares.