Londres, (EFE).- Unos científicos británicos han desarrollado un nuevo tratamiento contra el Alzheimer que podría prevenir o reducir el deterioro de la memoria y otras funciones cerebrales del paciente, informaron hoy los investigadores. El nuevo tratamiento, que aún no ha sido probado en humanos, actúa mediante el bloqueo de la producción de una proteína del cerebro llamada beta amiloide, directamente asociada con el Alzheimer.

Los pacientes de esta enfermedad acumulan en el cerebro depósitos de esta proteína, denominados plagas, que destruyen sus neuronas. El tratamiento desarrollado por expertos de la Universidad de Cardiff (Gales) genera anticuerpos que interfieren en un proceso bioquímico fundamental para la producción de beta amiloide. "Los resultados obtenidos hasta ahora son muy alentadores", dijo la doctora Emma Kidd, directora de la investigación subvencionada por la organización Sociedad del Alzheimer. "Creemos que nuestro enfoque podría conducir a un nuevo tratamiento para este mal angustiante y debilitador, ya que debería prevenir o reducir el deterioro irreversible de la memoria y otras funciones vitales del paciente", añadió. Kidd se mostró confiada en que el nuevo método podría servir además para prevenir que desarrollaran la enfermedad las personas que, por su historial familiar u otros factores, tienen alto riesgo. EFE