MADRID, (EUROPA PRESS) La red europea de asociaciones de enfermos y familiares de alzheimer ‘Alzheimer Europe’, con la participación española de la ‘Fundación Alzheimer España’ (FAE), presentó hoy un estudio que revela importantes lagunas en la atención a personas afectadas por alzheimer y otras demencias.

Este informe, bajo el título ‘*Quién les cuida? La atención a los enfermos de demencia en Europa’, ofrece preocupantes conclusiones sobre la situación de los enfermos y los cuidadores en Europa. Para la realización de esta investigación fueron entrevistados más de 1.100 cuidadores de cinco países europeos, a los que se preguntó acerca del cuidado de estos enfermos, de cómo afrontan el problema y de qué servicios de apoyo disponen. Los resultados revelan que la mitad de los cuidadores invierten al menos 10 horas diarias en el cuidado de su ser querido. Por otra parte, ese mismo porcentaje, el 50 por ciento, considera que recibe una información insuficiente en el momento del diagnóstico. Cuatro de cada cinco afirman que necesitan más información sobre servicios de apoyo y ayuda, y sólo dos de cada cinco fueron informados de la existencia de alguna asociación de alzheimer. También la mitad considera necesaria una mayor información sobre los tratamientos farmacológicos. Además, más de la mitad no tiene acceso a servicios como la atención domiciliaria o los centros de día y, cuando estos servicios están disponibles, muchos de los familiares tienen que pagarlos de su bolsillo. Sólo el 17 por ciento de los cuidadores cree que el nivel de los servicios de atención para personas mayores en su país es bueno. IMPACTO EN LA VIDA DE LOS CUIDADORES. La publicación de este informe coincide con el centenario del descubrimiento de la enfermedad de alzheimer y se produce poco después de la celebración de Día Mundial del Alzheimer. Una convocatoria que, en opinión de la junta directiva de ‘Alzheimer Europe’, "sirve entre otras cosas para tomar conciencia de la situación que implican las demencias. El impacto en la vida de los cuidadores es enorme y este informe muestra la devastadora situación a la que se enfrentan cada día estas personas". "Sin embargo –afirmaron–, los cuidadores quieren continuar haciendo lo que hacen porque quieren a sus familiares enfermos, pero necesitan información y apoyo. Las asociaciones de alzheimer que hemos participado esperamos que este informe sea de ayuda en nuestra campaña para mejorar los servicios existentes. Con tanta gente afectada, los políticos no pueden pasar por alto la carga emocional y económica que suponen estas enfermedades para quienes las padecen y para quienes les cuidan". En el informe, los cuidadores destacan como el problema que más les cuesta afrontar el desarrollo de actividades de la vida cotidiana, como hacer la colada, y también los trastornos del comportamiento de los enfermos, con agresiones e irritabilidad, que hacen que el paciente cambie completamente su carácter. Para ayudar a los cuidadores en esta labor de acompañamiento y atención a sus seres queridos, las asociaciones de alzheimer que han participado en este estudio están haciendo llegar sus conclusiones a los gobiernos nacionales de los países europeos para que desarrollen planes nacionales de demencia que incluyan seguros para que estas personas puedan percibir ayuda y apoyo en sus necesidades.