MADRID, (EUROPA PRESS) La Confederación Española de Familiares de Enfermos de alzheimer y otras Demencias (CEAFA), que representa a las más de 65.000 familias de enfermos de alzheimer que conforman las 215 asociaciones del país, mostró su apoyo a la Ley de Dependencia aprobada hoy por el Congreso advirtiendo no obstante de que "seguirán trabajando" para que en su texto se reconozca esta enfermedad como causa del 60% de las situaciones de dependencia que se dan en España.

CEAFA respalda la nueva norma por considerarla "necesaria, demandada y esperada desde hace ya mucho tiempo". No obstante, reconoce "no estar conforme" con la actual redacción del proyecto de Ley, por lo que han anunciado que "van a trabajar" para que sus reivindicaciones "sean tenidas en cuenta en el proceso parlamentario abierto para la aprobación de la Ley de la Dependencia". Las familias exigen que las autoridades reconozcan "la dimensión socio-sanitaria" del problema del alzheimer y que estos pacientes no sean tratados "simplemente como pertenecientes al colectivo de la tercera edad, sino como verdaderos enfermos". Asimismo, según un comunicado, piden que se reconozca como dependiente al afectado por alzheimer y/o por otras demencias afines desde el diagnóstico. Además, solicitan eliminar el carácter de excepcionalidad de las prestaciones económicas para cuidados del enfermo de alzheimer en su domicilio cuando éstos sean prestados por su entorno familiar. "Estas prestaciones deben ser concedidas de forma directa sobre todo a aquellas familias que optan de manera voluntaria por cuidar a sus miembros dependientes hasta el final de sus días", consideraron. También exigen que la financiación del Sistema Nacional de Dependencia alcance el 1’5% del PIB en 2010, tendiendo así a la convergencia con la media europea en 2015. "Igualmente, se exige la desaparición del co-pago, solicitando en cualquier caso que en las fases iniciales de aplicación del Sistema Nacional de Dependencia los colectivos beneficiarios no aporten más del 20% del coste total del sistema", concluyó la asociación, que señala que a pesar de que hay unos 600.000 pacientes diagnosticados con este mal en España, la cifra real podría llegar hasta el millón.