El número de personas menores de 65 años que fallecen por enfermedades cardiovasculares que se pueden prevenir es más alto que la suma de las muertes por cáncer, sida y accidentes de tráfico..

     La cardióloga del Hospital Universitario de Basurto Nekane Murga ha expuesto esta conclusión en la conferencia de prensa de presentación de la XXII Semana de Prevención de la Arteriosclerosis y las Enfermedades Cardiovasculares, que se celebra esta semana en Bilbao con el objetivo de concienciar a la población para que adopte hábitos de vida saludables..

     Murga ha destacado que la prevención cardiovascular empieza "al hacer la compra" de la comida e inclinarse mayoritariamente por las frutas, verduras y el pescado, y sigue con la práctica de alguna actividad física..

     Ha mantenido que estos hábitos -entre los que se incluye también no fumar- se deben adquirir en la niñez y sin esperar a que surja la enfermedad..

     Respecto a los factores de riesgo biológicos como el colesterol o la tensión arterial ha precisado que aunque existen buenos medicamentos para combatirlos siempre deben combinarse con un estilo de vida sano..

     Esta cardióloga ha defendido que cada ciudadano sea responsable de su salud en vez de considerar que su cuidado corresponde al personal sanitario y ha mantenido que "lo hecho en la juventud es como un plan de pensiones sanitario para la vejez"..

     También ha indicado que para prevenir hay que educar y ha hecho hincapié en que desde las administraciones se puede ayudar mediante subvenciones de alimentos sanos -que son más caros- y a través de un cambio de legislación para que los productos contengan menos grasa y sal..

     En el acto informativo, también ha estado presente Ricardo Franco, vocal de la Fundación para la Investigación y Docencia de las Enfermedades Cardiovasculares (FIDEC), quien ha incidido también en la importancia de la "autonomía y autorresponsabilidad sanitaria"..

     "No tenemos derecho a la salud, sino a la asistencia sanitaria", ha dicho Franco, quien ha añadido que "quizá en un futuro próximo, si un ciudadano no se autogobierna bien, el resto se cuestiona si debe pagarle esa asistencia", ha advertido..

     En referencia a los hábitos propios del País Vasco, Franco ha afirmado que a los vascos "les gusta mucho comer, se ven unas tripas espantosas y el alcoholismo social es tremendo, lo que unido al tabaco y la vida sedentaria hace que la salud cardiovascular se resienta"..

     Ha resaltado que el 95 por ciento de la salud es consecuencia de lo que se come y del estilo de vida..

     También ha recalcado que la prevención cardiovascular se consigue si se erradica el consumo de tabaco y alcohol, se hace ejercicio, se reducen los niveles de estrés y se cuida la alimentación..

     Respecto a la XXII Semana de Prevención de la Arteriosclerosis y Enfermedades Cardiovasculares, consistirá en conferencias para promocionar hábitos saludables y evitar factores de riesgo, así como en la oferta de un servicio gratuito de consulta para calcular el riesgo cardiovascular y diseñar una dieta personalizada.