MADRID, (EUROPA PRESS) El responsable de la Unidad de Lípidos de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid y presidente de la Fundación Española de Hipercolesterolemia Familiar (FHF), Pedro Mata, ha señalado que reducir los niveles de colesterol puede suponer un descenso del 35% del riesgo cardiovascular. La advertencia fue una de las conclusiones del foro de expertos sanitarios reunido por la FHF para analizar la situación actual del infratratamiento del colesterol en España y plantear cambios para mejor su situación, pues según esta organización "mientras los programas de salud públicos dedican esfuerzos a educar a la población sobre los beneficios de dejar de fumar o evitar el sobrepeso, continúa existiendo un vacío en las políticas sanitarias estatales y autonómicas en lo que se refiere a los niveles altos de colesterol".

"El control del colesterol continúa siendo una asignatura pendiente en los planes de de la mayoría de las comunidades autónomas de nuestro país, con el consiguiente aumento de los costes y de la carga de la enfermedad", afirmó Mata. Los expertos indicaron que para optimizar la eficacia de los recursos invertidos en prevención de los riesgos cardiovasculares es necesario identificar a los pacientes coronarios, diabéticos o con hipercolesterolemia familiar y dedicarle una especial atención en los programas públicos de salud. "Sin embargo, actualmente no existen estrategias estatales dirigidas a detectar estos grupos. Prueba de ello es que solo un 10% de personas con hipercolesterolemia familiar están diagnosticados y sólo un 25% están tratadas adecuadamente", señaló la FHF. Agregó, además, que sólo 1 de cada 3 pacientes con riesgo elevado (coronarios, diabéticos y pacientes con hipercolesterolemia familiar) se encuentra en la cifra de lípidos recomendada para su situación. La Fundación también recomendó el uso de los nuevos tratamientos, como la coadministración de estatina más inhibidor de la absorción intestinal, que "actúa de forma eficaz sobre las dos fuentes de procedencia del colesterol: la hepática y la intestinal", concluyó la FHF.